Ya se estarán preguntando ustedes lo que tienen que ver las y los del título entre sí. Podía haber añadido algunas cosillas más, pero quien leerá un tìtulo de 23 páginas, lol.

 

Voy a empezar con la parte menos conocida. La inflexibilidad de los idiomas, aunque debería haber dicho la indoctrinación que lleva a la inflexibilidad de la comunicación. Valdría para una entrada por si misma, pero el método de “kurz und schmerzlos”, es decir rápido y sin dolor, me parece mucho más adecuado para los tiempos que corren.

Si observan ustedes los jeroglíficos de las paredes en determinadas pirámides, seguramente se habrán montado sus propias historietas con esos símbolos. Algunos parecen bien claros, otros son misteriosas, al igual que las historietas que habrán sacado de ellas. Bienaventurados ustedes, que no saben el descifrado oficial de esos símbolos, establecido por la infame piedra Roseta. De hecho, no se pierden ustedes nada al no conocer las traducciones, porque son básicamente falsas, al igual que la piedra, y de paso, el ridículo satélite Roseta que ESA nos vendió por billones de euros.

Cuando nosotros observamos nuestro abcdario por primera vez, vemos un montón de cosas. Algunas veces animales, otras plantas… pero luego viene el cole y nos deja solo una interpretación de cada letra. Ya no vemos nada más que el sonido que la letra representa, o mejor dicho asociamos un sonido al símbolo y fin de la aventura. Miren esta imágen, de un símbolo chino. ¿Qué creerán que significa?

 

 

Pues ya ven, significa “mujer”. Oh, desilusión… todas esas opciones que tenían ustedes se vaporizan. ¿Qué creen ustedes significa duplicar el símbolo de antes?

 

 

Lol. Creo estar escuchando decenas de ideas diferentes. Pues no, lo siento. Significa “pelea”, jajaja. Va, una más, para terminar:

 

 

¿Alguna vez os han puesto los cuernos? Pues adulterio en chino es tres veces el símbolo de la mujer. Llamarla idiota a esa definición, es suave.

 

Eso, no empero, no es siquiera el problema. Qué bonitas formas de repente signifiquen algo ridículo, que el mismo hecho sea ridículo, que toda una nación quede pintada de machista hasta la médula… todo eso es más que secundario.

Lo principal, la atrocidad mayor, es que esas formas a partir de decirte lo que significan, ya sólo tienen un solo significado, y todos los otros miles de millones de significados genuinos y propios que cada uno extrae… se van a tomar por el culo.

Es como con esa estúpidez de la fotografía nítida. Si la haces, todos te admiran. Si no la haces, todos repiten el “está desenfocada”. No me sorprendería que fuese esa una de las palabras más complicadas para algunas y algunos, pero aún así, logran articularla como un profesional. No tienen ni idea de que entre esa foto nítida y la cámara hubo mil millones de otras fotografías, todas desenfocadas, todas de una belleza sobrenatural, excepcionales e irrepetibles. Yo aprendí a gozar de buscar entre esas mil millones de opciones, y luego quienes vieron mis fotografías gimieron de placer, cuando lo único nítido de la foto expuesta era el marco, o el canto del fin del cartón sobre el cual iba impresa.

Ese es el problema de la inflexibilidad de los idiomas. Sólo permiten una interpretación, puede que algún que otro doble sentido, algo profundo escondido en algo simple… pero nos obliga a comunicarnos de una forma en la que todos repetimos lo mismo, cuando nadie de nosotros es una copia de otro, cuando todos somos totalmente distintos, únicos, genuinos, con una forma incopiable de ser. ¿Pero a quién se le ha ocurrido hacernos esto? ¿Cómo de simplón tienes que ser para eliminar billiones de billiones de interpretaciones y quedarte solamente con una?

Esa inflexibilidad de los idiomas conduce obviamente a la inflexibilidad de la comunicación, y ahí se ve mejor lo del lavado del cerebro. Florece. Se le reconoce claramente, y no tan difuso como en los idiomas. Todos los idiomas actuales son lavadoras de cerebros.

*****

Volvamos a los jeroglíficos. A mi siempre me parecieron dibujitos de cómic. No daban la talla para algo más, ni menos. Hablar de una civilización tan avanzada que podía construir (miles) de pirámides… uff, que lejos quedan los dibujitos de manos capaces de esa arquitectura imponente. No, no cuela. Quienes dibujaron o cincelaron los muros, paredes, cámaras, bóvedas, sarcófagos… desde luego no habían sido sus constructores.

Se encontraron con el regalito, y seguramente con un montón de más de cosas que nunca llegaron a nuestra época, porque quienes lo encontraron antes, y especialmente los de las eras de los faraones, se lo llevaron a casa, lo usaron, o … lo escondieron, como es el caso de las expediciones arqueológicas, todas supuestamente arqueológicas y no militares, dónde vamos a llegar. Ni un sólo reportaje, ni una sola descripción de las expediciones arqueológicas importantes es cierto. Son cuentos de hadas que tapan las misiones militares y de espionaje que llevaban a cabo exavando y analizando … y robando.

No, esos sinvergüenzas tampoco íban a por los tontitos de los jeroglíficos. Íban por los que habían construído las pirámides, íban a por su tecnología. De paso se inventaron en total acuerdo internacional la piedra Rosetta, y con eso cualquier otro amateur de lo antíguo estaría fuera de juego para siempre. Normal, porque la tecnología de los que construyeron las pirámides tenía que resolver milagrosamente varias imposibilidades. Tendría que ser, por fuerza, tremenda.

***

Ahora bien, yo tuve la gran suerte de no comprender para nada las traducciones hechas en base a la piedra famosa esa. Eran ridículas, igual que las figuritas de las paredes. En un tono amenazador todo, sin sentimientos, terribles sacrificios, sufrimientos de esclavos incontables.

Puede que alguien no sepa hacer dibujitos, pero eso no quita que sepa lo que pasó, lo que está pasando a su alrededor… y que lo describa de forma coherente y clara. Puede que quisiera dejar un mensaje en la piedra, un mensaje para quienes dentro de miles de años quizá no encontraran los anales fidedignos, o que ya no funcionarían aquellas máquinas con las que se habían encontrado.

Es decir, me parece mucho más el caso de una extrema urgencia de llenar todas las paredes con símbolos que no eran del todo suyos, con poca habilidad a la hora de trabajar la piedra… me parece más bien el caso de quien llena todas las paredes con un montón de información, para que no se pierda. De quien llegó a encontrarse con lo que poco a poco llegó a utilizar y da buena fe de ello a su manera.

Así que, yo he mirado esos jeroglíficos sin prestarle atención a la traducción, y anda que no veo cosas que van a incomodar a más de uno.

 

 

***

Las traducciones de ese jeroglífico fueron y son una asquerosa adaptación forzosa al sistema. Desde miembros masculinos gigantescos para indicar lo semental que era el rey, hasta porteadores de penis que se ganaban la vida asistiendo al sacerdote supremo en la ceremonia de llenar de vida. Es de imbéciles, no tiene perdón, y debería estar penado con la cárcel.

Obviamente es una bombilla. Si os apetece, podéis usar el buscador con “hieroglyph light bulb” y contemplar decenas de paredes con ese símbolo. Obviamente es una bombilla, y aquí viene lo interesante: poco después de dar con esas paredes,  en la civilización actual se “descubre” la electricidad, la bombilla y toda la parafernalia eléctrica.  Claro que los Tesla, Marconi, Steinmetz, Einstein y demás egocentricos no dijeron de dónde sacaron toda la genialidad. Óbvio es además que trabajaron juntos, daba igual que habían nacido en 9 países distintos. Todos se juntaron en una, abrieron compañías para ellos, y se portaron como la típica banda de forajidos que despluma pueblo tras pueblo. Las trayectorias individuales de cada uno de esos nueve detestables son exactamente las mismas de cualquier otro grupo que es soldado forzosamente para el resto de sus vidas por guardar un terrible secreto. Se nutrieron TODOS de esas paredes, y de tablillas de Ur que nunca nos enseñaron, que los gobiernos británicos, americanos, alemanes, franceses, etc. simplemente hicieron desaparecer de la vista pública. Les hubiera encantado destruír también esas paredes, pero entonces se hubiera notado demasiado. Los demoledores disparos a la esfínge de Gizéh por parte de los británicos por poco les cuesta el semi-monopolio del tráfico de artefactos.

Obviamente es una puta bombilla, y es grande. Hay más: el tipo que la parece encabezar es grande también. Era así de grande, y aquí entra el puñetero Smithsonian con la sentencia en contra del tribunal supremo de USA, obligándoles a admitir que destruyeron decenas de miles (millones) de esqueletos de hominoides con estaturas de entre 3 a 9 metros de alto. Claro que es un tío grande el del jeroglífico, porque LO ERA.

***

Podéis buscar en el buscador el tema de la sentencia en contra del Instituto Smithsoniano, con “Smithsonian admits to destroying skeletons”. Búsquedas más concretas (condena, condenado a, etc.) llevan misteriosamente a artículos pro-smitsoniano.

Pero aquí no termina la cosa. Los gigantes no construyeron las pirámides tampoco. Se los habían encontrado también. Los usaron otros, que en la civilización anterior a esos gigantes los usaron para generar energía eléctrica a gran escala. Hay decenas de miles de pirámides por toda la parte plana de la Tierra que conocemos. Esa red eléctrica consumía tanta energía de vida o fuerza de la vida, que duraron bien poco una vez que los activaron todas. Por ejemplo, la bombilla que muestra la pared fue reconstruída por muchos. Los cables interiores son de un grosor de aproximadamente diez centímetro de diámetro, y para hacer que se vuelvan incandescentes hicieron falta unos 50.000 voltios para las más pequeñas de las bombillas (de unos 80cm de grandes).

Como los agujeros dobles en las partes superiores de casi todas las estancias o habitaciones, salas, pasillos, etc. de las pirámides encontradas hasta ahora demuestran, había un cableado eléctrico, y es lógico pensar que también una parte de la producción eléctrica se cableó para uso externo, por lo que se explica el rápido, prácticamente explosivo crecimiento de las ciudades de entonces. Esos condenados consumieron electricidad a lo bestia. Probablemente la iluminación interior e exterior de una pirámide sea comparable con el consumo actual de una ciudad de hasta 2 millones de habitantes. Esas bombillas no ahorraban nada, y calentaban las estancias como mini-soles.

Tesla y sus 8 amigos criminales sabían que eso no íba a funcionar en las ciudades de su tiempo. Enseguida se dedicaron a buscar la miniaturización. Sabían perfectamente de dónde sacaban la electricidad, porque construyeron unidades de mucho menor consumo. Calcularon que a ellos no les íba a pasar nada, y que serían los bisnietos que pagarían el plato. No contaron con los gobiernos, que bien sabían de que íba todo, y que simplemente organizaron el siguiente intento de escape de la zona de cuarentena. Todos esos idiotas trabajaron para quienes no sabían que hacer con lo que tenían atesorado, destruyendo otra oportunidad de miles de millones (ya hablaremos de esa cifra, pero ahora no tengo tiempo).

¿Cómo lo sabían? Hay un indicio clave con las paredes de jeroglíficos, y quien ignora la mentirosa traducción, sea cual sea, lo ve enseguida.

***

Imaginaros que nos toca escribir la historia de la humanidad en una pared. Una especie de línea de tiempo, con los hitos más destacados. Supongamos que sabemos lo que ocurrió hace 6000 años (o nos lo inventamos, como siempre) y desde ese punto dibujamos hitos hasta llegar a la actualidad.

¿Dónde estaría la “invención” de la electricidad?

Pues… prácticamente al final.

Eso es lo que ocurre en casi todas las paredes con jeroglíficos. La puñetera “invención” de la bombilla eléctrica es casi siempre al final de los textos simbólicos. Hay poco más después.

Así que… claro que sabían lo que había acabado con esa, y todas las anteriores civilizaciones. Sin duda alguna. Y les dió igual. Ganas de darle puñetazos durante cincuenta mil años a esos imbéciles y a todos los que les precedieron.

***

Los amos, quienes una y otra vez fustigan a los esclavos para que les construyan armas para romper el cerco, el domo, la cúpula, la base… han sido vapuleados sin piedad desde la primera vez hasta hoy.

La mayoría de las veces con grandes inundaciones. Al puñetero sol, una de aguas de verdad. Una, y aproximadamente 5 más de las que no sabemos.

Esta vez no habrá aguas. Terminó el juego, terminó la paciencia. Os recomiendo observar los vídeos siguientes, para ver lo que el falso sol ahora muestra.

Son bellas las sombras baúl. Han llegado. Cada día llegan más y se unen. Una vez que tengan bien tapaito el falso sol, las que llegan irán a por las máquinas.

Enlace a vídeos fake sun

Enlace 2 a vídeos fake sun

***

No he venido adorar a nada ni a nadie. Hago mi trabajo, y no es otro que desmontar a los ídolos de masas, a las masas y a todo lo que hayan creado, copiado o robado. Libero las piezas de las mentiras, y ellas solitas crean un puzzle que no precisa unirse para funcionar.

250 es el límite para grupos humanos.

Ese límite va a existir de nuevo, sin que nadie osará ni pensará en superarlo ni de lejos.

Son hermosas las sombras baúl.