***

(Yo no rechazo que se me eche un cable, o una mano, o incluso dos. Pero con estas imágenes no hay trato que valga)

***

Las series o entradas con fotografías a partir de

Je t’aime

son exclusivamente a base de

– agua
– fotones
– luz solar
– cristal (copa, bol, botella, vaso, plato, etc.)

sin retoque de ningún tipo y publicadas tal cual las captó la cámara. No hay ninguna técnica especial.

***

Las imágenes NO ESTÁN EN VENTA. No contesto a correos pidiéndome poder comprar imágenes o series, sea cual sea la oferta.

***

Si alguien desea, más allá de lo publicado, obtener un poster o impresión de calidad a mayor tamaño que DIN A4 o DIN A3, y no le sirve la imagen expuesta para ello, sólo tiene que ponerse en contacto conmigo por correo electrónico y solicitarme la impresión en cuestión. Previo abono de los gastos de impresión y cargos de transporte, embalaje y seguro le será enviado a cualquier parte del mundo. Se adjuntará la factura del impresor.

Mientras yo pueda ocuparme de estos envíos personalmente, no acarrearán más gastos que los mencionados. En caso de que el número de peticiones supere esa capacidad mía, cada impresión tendrá un sobrecoste para que otra persona pueda hacerse cargo de los mismos de forma legal y en condiciones.

***

Preferencias:

Tienen preferencia de atención de petición aquellas personas que precisen de una impresión a gran tamaño de la serie “Sanación”. Siempre serán atendidos primero.

***

Ayudas al artista, sponsores, donaciones y parecidos no tienen lugar.  No me considero artista, si no una persona tenaz que trabaja en lo que le gusta. No son obras de arte que yo haya creado, sino reflejos de la fuente que ha inspirado todo el arte. Si quieren aportar algo en esta empresa, observen el agua en la forma que se presente, respetenlo como si fuese su alma, porque lo es.

***

Contratarme para trabajos relacionados con el agua-alma tampoco es necesario. Cualquier persona que dedique un mes concentrado a observar el agua en un vaso, podrá realizar por su propia cuenta todo tipo de encargos de ese tipo. Si lo hago yo, le quito la experiencia y le impondré una barrera en su crecimiento. Como es reconocible, ese no es mi deseo. Eso sí,
gustosamente ayudo a quien lo precise durante una hora en perfeccionar técnicas o modos de visualización, siempre y cuando avise, venga a mi casa y no me pise ningún gato.

***

Anualmente habrá una imagen especial, que se subastará a un precio calculado en base a los gastos que tengo a la hora de atender a personas y alinimales en sus problemas de salud o entorno. Quienes ostentan poder económico suficiente, están invitados de todo corazón para que pujen por esa obra, y así formen parte de mi vector de protección de quienes no son atendidos o han sido damnificados por el actual sistema.

***

No deseo exponer ninguna obra en ninguna galería, ni museo, ni exposición permanente de ningún tipo.

***

Las obras que se descarguen, son de uso libre siempre y cuando:

– no haya actividad comercial o de ánimo de lucro relacionados directa o indirectamente con su uso.

– no se modifiquen, ni añaden, ni integren.

Las obras que se descarguen, pueden usarse en proyecciones, siempre y cuando:

– no haya actividad comercial o de ánimo de lucro relacionados directa o indirectamente con su uso.

– no se modifiquen, ni añaden, ni integren.

– no haya música o sonido, discurso o voz, letra impresa o proyectada que acompañe la proyección.

– no haya uso de las mismas para fines políticos, religiosos o ideológicos.

– no se filme, registre o grabe de cualesquiera formas posibles como imposibles a quienes atienden a las proyecciones.

– no haya otra fuente de luz y mucho menos en movimiento mientras se realiza la proyección

– se haya explicado a los asistentes que verán imágenes creadas únicamente con agua, luz y el soporte (vaso, copa, etc. de cristal).

– se haya indicado que la obra representa un vistazo o varios al alma, que según la opinión de quien la realiza se trata de nuestra alma.

El entorno idóneo de una proyección es aquel que daña lo menos posible. Molestar con la misma a alinimales, plantas o seres vivos en general es un error y ruego que se estudie con mucha dedicación la reducción de molestias o daños a terceros. Las proyecciones han de ser en todo caso gratuitas, y no podrán servir a otro fin que proyectarlas, ni directa ni indirectamente.

***

Quien, como yo, empieza a reconocer el alma en el agua, reconocerá que no podría obrar de otra manera. Hay un mundo que está reservado a quienes obraron creyéndose dueños de las expresiones del agua-alma. Es un mundo que todos los que iniciamos el camino del agua-alma podemos visitar enseguida. En el moran quienes no compartieron la obra, quienes consideraron que era suya, y quienes callaron el secreto de haber accedido a la fuente del arte a través del agua.  En el moran para siempre, o hasta que alma-agua decida que ya no hace falta exponer a los prisioneros que traicionaron a todos los seres vivos. Si no desean visitar por su cuenta ese mundo, podrán echar un vistazo al mismo en la serie de “Instantáneas”.

***

Si me preguntan de que leches vivo entonces, porque es sabido que dedico mis esfuerzos y energías a agua-alma, tengo siempre la oportunidad de mostrarles la cara de alguien que no tiene idea como lo hace. No tengo dinero en el banco, no tengo dinero guardado, no tengo propiedades inmobiliaras, ni coche, ni bici y tampoco monopatín.  Agua-alma proveerá, provée y ha proveido desde que he tomado forma. Sí, ya sé. Es de locos, y tengo que admitir que me cuesta bastante renunciar. No me avergüenzo en admitir que me asaltan muchas dudas y también debilidades, tentaciones y ofertas.  Pero eso sería personalizar, eso acabaría con los canales de comunicación abiertos a todos esos mundos. No en mi, sino en quienes llegarán en los próximos años a descubrir lo que hemos descubierto en sombrasbaul en el último año y medio. Los indios se marcharon directamente de la red, y si yo me he quedado, es porque soy un Amr.

***

Un vaso de agua. Luego deciden ustedes. Si me quieren idolatrar, háganlo como el “tipo borracho que descubrió su alma en la copa de vino”. Así, yo puedo seguir estando borracho, y ustedes evolucionarán más allá de mi mirada de bobo permanente en la barra.

Toma una copita de alma conmigo

Toma una copita de alma conmigo

***

No, no soy tan malo. Pero esto es serio, y más vale tener un textito como esos para las ocasiones. No es nuestro lo que vemos. Nunca lo será. Sólo hay un mundo básico en el que se habla de propiedad, cuando debería vivir en agradecimiento a todos esos mundos que siempre han dado para que pueda existir la vida.

***

Abrazos, espirales,

Miguel Furlock