Una vez que he comprendido y comprobado la existencia de cuatro en mi, es relativamente fácil comprender como el sistema favorece a dos de ellos de forma parcial y por ende, desequilibra la sincronización entre los cuatro.

Cuando no sabía de los cuatro en mi, solo conocía a un tipo que se esforzaba (el que trabaja) y otro que no paraba de tener sensaciones, ideas, pensamientos, etc. (el que piensa). Obviamente, ambas definiciones (el que trabaja, el que piensa) son percepciones distorsionadas por el sistema. Es lo que el sistema favorece. Estoy seguro que la mayoría de nosotros ha pasado o pasa por esa fase.

En esa fase desgraciada por el sistema, las opciones son las que el sistema (económico, social, educativo, militar, sanitario, industrial, científico, laboral, etc.) ha puesto sobre la mesa. Se basan en la competividad, porque son siempre las mismas opciones, o mejor dicho, solo hay una opción porque cualquier opción que elegimos ELIMINA a todas las demás.

Al sistema le es por tanto útil que el-que-piensa esté al mando (porque optará por una elección) o que lo esté el-que-trabaja, porque hará exactamente lo mismo, es decir que hará una tarea tras otra. Es mental y físicamente imposible para esos dos hacer algo diferente, como por ejemplo hacer varias cosas al mismo tiempo.

Hay lógicamente ciertas lagunas en ese montaje del sistema. Por ejemplo, un músico tocará la guitarra sin necesidad de usar el cerebro y puede, mientras está tocando una pieza, estar jugando con los pies con los gatos, etc. Para nosotros y mientras estamos en la fase desgraciada por el sistema, esos actos son maravillosos. Malabarismos, etc. Son extrañas, llaman la atención. El sistema no los sabe explicar, y se cuida mucho de no intentarlo.

El tipo que trabaja y el tipo que piensa obviamente no son los dos que están. Esas dos definiciones, que nos pueden ser bastante claras de percibir y comprender son lo mínimo que esos dos pueden dar de sí. Son caricaturas de lo que realmente son esos dos. Por tanto, el convertirse en el mejor pensador o el mejor trabajador es una parte de la programación que el sistema impone, y cubren con fango sistemático a quienes son realmente esos dos.

Al no contar con esos dos en sus capacidades genuinas, aparte de haber anulado a los otros dos (al que percibe y al que hace funcionar), el sistema puede manipular con facilidad a indivíduos empujándolos a que se unan en grupos masivos o grandes. Es fácil de ver. Un grupo cree que funciona mejor, porque la unión hace la fuerza, etc. En cambio, un cuatro-seres no precisa ningún apoyo adicional, porque:

  1. es capaz de hacer y crear mientras
  2. es capaz de pensar y sentir mientras
  3. es capaz de percibir mientras
  4. es capaz de hacer funcionar mientras
  5. es capaz de hacer y crear mientras….
  6. etc.

En un grupo masivo, unos son los que piensan, otros los que trabajan, otros lo que controlan y otros que deciden si algo va a funcionar o no. En grupo pierden toda opción de ser-cuatro. De ahí que Dunbar y su limite de 250 indivíduos es tan grotesco en su sentencia de muerte de los grupos. Grotesco como 100 por cien certero.

Los grupos son lentos y totalmente ineficaces, aunque el sistema se empeña en publicitar grandes logros. Un ejemplo sería una obra hidraulica como la de las cuatro gargantas en China. Nadie pensaría que una obra así es ridícula, nadie osaría decir que el esfuerzo común, la estrategia, el control y obra resultan sumamente mediocres comparados con lo que un cuatro-seres haría. ¿Una sola persona sin medios frente a millones de personas con todos los medios necesarios? ¡Ridículo! Ya, así es el concepto que se pueda tener al comparar la masa de individuos con un cuatro-seres.

La realidad no obstante es otra. El cuatro-seres no haría jamás una obra de ese tipo. No las hará, porque tan pronto que comenzara a analizar, estaría analizando-haciendo-pensando-sintiendo-percibiendo-haciendo funcionar y se daría cuenta que la obra no tiene visos de resolver absolutamente nada, sino agravar la situación hacía delante en el tiempo. No haría una obra inútil, para ser franco. Es lógico que las masas puedan pensar que esa obra es útil, pero no toman en cuenta nada más que el momento de su egoísmo, algo que solamente es posible en la masa.

Cuando se hizo esa obra, más de dos millones de personas tuvieron que irse sin nada. El gobierno chino no pagó, y cuando lo hizo, pagó tan poco que generó dos millones de refugiados en su propio país, sin medios, esclavos empobrecidos y sin hogar. Las 1500 ciudades o pueblos que arrasó la obra no fueron reconstruidos en otro lugar, obligando a los desplazadas dirigirse a las ciudades más grandes a lo largo del río. Eso engordó a esas ciudades, haciéndolas aún más insostenible, generando cuotas de engorde númerico imposibles de amortiguar.

La construcción desplazó a billiones de toneladas de material de construcción sobre una zona del Yang-tsé famosa por ser geológicamente inestable. Pasaron de 30 terremotos menores anuales a 638 el año pasado. El aumento de presión de las aguas causó más de 7000 corrimientos de tierras en el primer año de funcionamiento, y desde entonces no ha parado de erosionar zonas importantes de contención, laderas e incluso montes enteros.

Una de las excusas para montar semejante catástrofe medioambiental era que podía evitar las temibles inundaciones. Tampoco funcionó, porque la obra no fue capaz de evitar las inundaciones de los últimos años, ni siquiera mitigarlas. En cambio, si se rompiera, la inundación consecuencia de la rotura probablemente acabará con millones de habitantes a lo largo del río, destrozará las ciudades más grandes adyacentes y dejará el país en la más absoluta ruína.

Un cuatro-seres no está compartimentado. No es que uno piensa y obliga a los demás a hacer algo. Eso solo funciona en las sociedades actuales, en las que los seres son “especialistas”, es decir que estan compartimentados en funciones. Un cuatro-seres enfoca el problema de la sociedad desde múltiples capacidades y a la vez. No precisa hacer obras gigantescas, porque no hacen falta. Un cuatro-seres entiende a la misma sociedad como el problema, y no buscará soluciones fuera de ella.

Vamos a dejarlo así de momento, para no añadir tema tras tema y hacer aburrida la lectura.

Si eres nueva/nuevo aquí, y no sabes como puedes llegar a ser-cuatro de nuevo, simplemente busca las entradas que versan sobre seres de cuatro pasos, los cuatro diales, etc.