Estoy con los cuatro diales, pero hay un tema que me viene una y otra vez a la mente, y en cuanto me muevo un poquito por las redes, enseguida aparecen datos adyacentes al mismo. Uno tras otro, como señales de prestar atención y resolver ese camino.

No sé si tendrá alguna utilidad. Simplemente estoy harto de tener que esquivar esos anuncios constantes y voy a ver lo que quiere que vea.

Podría empezar el tema con que Adolf Hitler y Eva Braun no se suicidaron, que tampoco huyeron a Argentina, y que tantos otros dobles que han ido apareciendo para sembrar la duda en la dirección equivocada… tampoco tienen nada que ver con Hitler y Braun.

El camino de Hitler y Braun es bien claro. Se despedieron de su casa en Bavaria, del Berghof en Obersalzberg, con la boda entre la hermana de Eva Braun y Fegelein. Ese fue el día 3 de junio de 1944. Hitler se quedó en el Berghof hasta el día del atentado de bomba contra el, el día 20 de julio.

El Berghof

Luego se fueron derechitos hacia un puerto, embarcaron en un submarino y se unieron a los últimos barcos y submarinos camino a Neu Schwabenland, es decir una parte del círculo polar /sur/ que nos rodea.  Habían aguantado lo suficiente, y el peligro de que la cada vez más debilitada defensa dejara margen para otro atentado, o ser capturados, era patente y demasiado cercano.

Oficialmente se encaminaron a Berlin, al búnker del Reichsführer. De el prácticamente no volvieron a salir, según los historiadores, hasta que se suicidaron el día 30 de abril de 1945.

Siempre ha sido muy comentado que el Hitler de finales de 1944 y principios de 1945 no era el mismo, que sus órdenes no llegaban con la facilidad y velocidad de siempre, que muchas decisiones parecían de loco, etc. Que no aparecía en público como antes, que las pocas intervenciones muestran a un hombre que cuesta identificar a la primera, o cuya voz parecía demasiado alta.

Yo tengo claro que no se trataba de un hombre que se había vuelto loco, sino que simplemente ya no estaba ese hombre, y otros intentaban simular su existencia. Hitler tenía muchos dobles, algunos de renombre por su increíble parecido físico.

Los datos sobre los cuerpos encontrados en el bunker del Reichsführer son tan escasos que invitan a negar con la cabeza. Autópsias sin informes, fotografías que se perdieron, fotografías retocadas, un militar inexperto al cargo de la investigación, y años más tarde la presentación de una calavera pirata, que lógicamente resultó no de Adolf Hitler.

Hitler nunca tuvo intención de conquistar absolutamente nada. Cumplió un extenso entrenamiento por parte de los americanos de la nobleza (Bush, consanguineo de la reina de Inglaterra), fue enviado de vuelta con millones, y cumplió con la primera parte del encargo, que no era otra que llevar a Alemanía a la ruina total, ser ocupada y des-alemanizada en todos los sentidos. Para eso, simplemente tenía que ocupar el liderazgo político de ese país, y luego entablar guerras por causas que podían ser o no justas.

Entendámonos: Alemania había sido un problema para la nobleza desde el tiempo de que la sede del control había estado en Roma. Ni fustigando a los alemanes con dinastías enteras de reyes había sido suficiente. Una y otra vez amenazaban con esa intensidad de labor la hegemonía de Inglaterra, o mejor dicho, del centro de operaciones que los romanos habían elegido para dejar atrás en Roma lo mínimo, es decir esclavos inútiles o enfermos.

Yo no creo en la teoría de que los alemanes eran conscientes de eso. Me refiero que fueran conscientes de que se estaban enfrentando a todos los países controlados por monarcas con esa capacidad de hacer las cosas un poco o mucho mejor. Simplemente construyeron esas máquinas, al igual que los japoneses en esa época, con mejores resultados, más duraderas y con materiales de primera. Fue un hachazo al imperio británico con su “revolución industrial” cayendo como había subido, destronándolo en poco más de 20 años de un liderazgo mundial de más de 1500 años. Pronto hubo razón suficiente para montar la primera guerra mundial. Aplastaron a los alemanes y les dejaron en una situación imposible, condenados a extinguirse lentamente, separados en trozos como arrancados del mapa con el único fin de debilitar a los alemanes para siempre.

Antes de Hitler, esa Alemania posterior a la Primera Guerra Mundial nos muestra imágenes sorprendentes. Ciudades amplias, calles asfaltadas, electricidad, bloques de viviendas que empezamos nosotros a construir 80 años más tarde en España, presentándolos como el futuro. Ciudades concurridas, funcionando a tope y salvo los ropajes y vehículos, no tenían nada diferente a cualquiera de las nuestras hoy día. Os recomiendo buscar películas coloreadas de los años posteriores a la IGM y antes de la IIGM. Alucinantes. Os he dejado unos enlaces al final del texto para empezar.

Es decir, que toda esa presión ejercida sobre los alemanes no se ve. Lo que se ve es capacidad de evolución, modernidad, orden y alegría. Me imagino las caras de quienes habían apostado por estrangular económica, cultural y socialmente a los alemanes cuando se dieron cuenta que habían salido esos mismos condenados más adelantados que otros sólo unos cuantos años más tarde.

Hitler fue elegido para volver a incitar a guerras, y esta vez no íban a dejar ni una sola piedra de ninguna ciudad alemana de pie. Salvo las iglesias, claro. Y así fue.

Domo de Colonía

Los alemanes de hoy en día conservan claramente la capacidad especial de sus antepasados. Únicamente fueron castrados o esterilizadas a nivel mental, educativo, financiero, militar y científico. Esa vez sí que funcionó. Cualquier idea de que Alemania es quien manda en la UE, o que es un nuevo Reich que ha ocupado a Europa mediante la UE, es ridícula, que Alemanía está totalmente controlada por Estados Unidos, que a su vez es controlada por Inglaterra, o digamos el círculo monárquico de liderazgo.

Funcionó perfectamente. Hitler atacó como le habían ordenado, cumplió cada uno de los puntos del encargo. La mayoría de los países que ocupó con tanta facilidad no íban a presentar batalla, ya que formaban parte del plan y simplemente tenían que hacerse las víctimas de una agresión, de ser ocupados por fuerza, y llorar ante Inglaterra para completar la comedia ensayada.

No obstante, Hitler hizo algunas cosillas que no gustaron a sus mecenas. Por ejemplo, empezó a buscar todo tipo de artefactos de civilizaciones anteriores por todo el plano-ta. Con éxito. Desarrolló tecnología que se basaba en los artefactos o planos encontrados. Encaminó una gran parte de sus esfuerzos hacía el anillo de hielo que nos rodea. Hay mucho más, pero como seguía cumpliendo a la perfección con lo pactado, no le cancelaron el contrato. Quizá pensando que todo era pura propaganda y cuento, quizá esperando que al final, Hitler les iba a entregar de todas formas lo que había atesorado o hecho desarrollar.

Imagínense ser alguien que quiere saber lo que hay más allá del anillo de hielo. De pronto tienen miles de navíos, aviones, soldados, técnicos, máquinaria… todo un país para llevarlo hacia esas zonas y empezar con la tarea. A través de la sociedad Thule, Hitler tenía que saber forzosamente del anillo de hielo y  lo que podía haber más allá estaba ahora en sus manos.

Entre 1939 y 1944 desaparecieron más de 600.000 personas misteriosamente. No murieron en combates, no murieron bajo bombardeos. Simplemente se desvanecieron sin dejar rastro. Personas de altísimo nivel en tantas disciplinas que es difícil enumerarlos sin crear una enciclopédia. Científicos, deportistas, escaladores, médicos, cirujanos, mecánicos, diseñadores, bla, bla, bla… de altísimo nivel y de todo tipo de países. Ese dato circulaba a finales de 1946 de forma abierta, pero fue suprimido después. Aún así, mi padre me contó que Hitler había evacuado a decenas de miles de expertos desde el primer día, y que se fueron en barcos cargados hasta los topes, verdaderas flotas, hasta Nueva Schwabía.

En 1946, en diciembre, finalmente pueden los “aliados” mandar una flota hacia ese lugar de la Antártida, o anillo de hielo. En condiciones invernales, es decir con el sol circulando más hacía el interior, les había sido imposible. Aprovecharon el deshielo para poder acercarse a lo que pensaban serían las bases de los que se escaparon o mudaron.

Ya tuvimos esa parte en algún articulillo anterior, al igual que el dato que esa acción de ataque recibió el nombre de Operación Salto de Altura, Operation Highjump, haciendo clara referencia a superar los muros de hielo que nos rodean. El famoso Admiral Byrd, su superflota, y luego la vuelta prematura, la huída en vez de la conquista, el borrado de datos y la cosmética de los historiadores empleados de los estamentos y servicios secretos. Todo muy obvio.

Aquí no obstante hay un punto adicional. Desde Roma se mudaron a Londinum y lo convertieron en el imperio británico. Luego se mudaron a Washington y crearon la superpotencia USA. ¿No sería lógico que íban a mudarse de nuevo, esta vez hacía otro continente por conquistar? ¿No sería lógico que lo hicieran unos 100 años antes del declive de su última superpotencia, tal como lo hicieron con Londres, y tal cual lo hicieron con Roma?

Para protegerse crean las Naciones Unidas, con separación de Alemanía de poder formar parte como cualquier otro miembro. Crean el pacto ártico y antárctico que prohibe a cualquiera acercarse al muro de hielo so pena de ser ejecutado al instante. Alemanía de nuevo no puede participar, ya que según la documentación de guerra, Alemanía no fue vencida oficialmente hasta el día de hoy. No es broma. Nunca pudieron declararse vencedores, como sí lo hicieron en todas las guerras anteriores y posteriores. Investiguen ese dato, es chocante. No existe la rendición en esa guerra.

La otra posibilidad es que los 600 mil tuvieron más de 4 años de ventaja, medios inagotables y apoyo logístico más allá de lo imaginable. Que no se murieron congelados, sino que encontraron una entrada. Que empezaron su travesía, probablemente por debajo del hielo y… quien sabe.

Hitler llegó con Braun cuando los accesos subacuáticos ya estaban sellados. Sabemos que así fue, porque varios submarinos alemanes se entregaron en los siguientes meses a las autoridades en Argentina y Chile. Hitler llegó a la Antártida, embarcó en un barco y fue recogido en un punto de encuentro determinado. Los submarinos tenían órdenes de esperar hasta el final de la guerra y luego presentarse en puertos de América de Sur para hacer creíble una nuevo existencia en Argentina (Patagonia) o Chile, etc.

En el 2016, prácticamente todos los líderes mundiales pasaron por la Antártida. Nunca se había visto a un Papa y un Papa ortodóxo (Kirill) juntos en un viaje, y menos que Kirill fuera corriendo para reunirse al día siguiente de ser invitado.

Después de esas visitas y otras más, finalmente llegó Kerry, aquel tipo que parece sacado de un álbum de cromos de la Semana Santa, el niño religioso perfecto hasta en la mirada. Saben, yo enviaría a Kerry no para cosas importantes en las que estar de acuerdo. Lo mandaría única y exclusivamente para restregar mi “NO” en las narices de los negociadores. Estoy seguro que así fue, porque luego ese pavo engreído hizo escala en Nueva Zelanda y menudo terremoto les cayó a los neozelandeses. Es decir, que el “NO” de los líderes mundiales tuvo su respuesta immediata, clara y contundente de quien puede fabricar un terremoto en menos de dos horas.

Desde entonces, las cosas se han puesto mucho peores en todos los lados. Los que actuaban como gobierno en la sombra, ahora no dedican sus esfuerzos hacía sus marionetas, y esas están ocupando el vacío de poder como niñatos con poderes prácticamente infinitos, pero al servicio de mentes corruptas y muy poco cultivadas, cercanos a bestias.

Los esfuerzos del gobierno o gobiernos en la sombra ahora van claramente encaminadas a dejar atrás un mundo quemado, envenenado, enfermo, y hóstil para cualquiera que quiera ocuparlo. Por el otro lado, ya vimos como en junio del 2017 intentaron bombardear la cúpula en la muralla de hielo, sin éxito. Aún me acuerdo de esos sonidos y mediciones, que luego fueron silenciados y truncados.  La entrada del bombardeo de la cúpula fue un hito en nuestras observaciones, y claramente una derrota para esos gobiernos en la sombra y sus medios.

Kerry llevaba el mensaje del “NO” como respuesta, y yo diría que la causa del mismo estaba en que los líderes mundiales recibieron un últimatum que no pensaban cumplir. Esos líderes, de todas formas, no son más que mensajeros, y por tanto, fue el gobierno en la sombra que no pudo o quiso aceptar o cumplir el últimatum. Siendo prácticamente cómico ver a dos Papas y presidentes bailar con pingüinos para la prensa, sabemos que estamos ante un acto cosmético. Ese acto simple y llanamente tenía que producirse, y tenía que quedar constancia que todos los líderes máximos habían sido invitados de forma clara, en tiempo y adecuadamente. Eso se hace normalmente para que luego, cuando alguien quiere hablar de que no sabía nada, pueda gozar de un documento gráfico en el que se ve a los negociadores en la mesa.

 

El nuevo admiral Byrd es lógicamente Elon Musk, es decir un nuevo Byrd y Tesla a la vez. Este tipo va a jugar un rol predominante en la guerra mediática. Quienes habéis hecho los déberes para con el fantasmón, seguramente habreís visto como las gasta, como por ejemplo como se agenció la empresa, tecnología e infrastructuras de la compañía Tesla, echando a los socios fundadores y desarroladores. Si Byrd fue elegido por su nombre (Pájaro, explorador aéreo de la antártida, ataque áreo desde portaviones), Musk se llama como se llama porque es el ELONgated MUSKle del NWO, es decir el MUSCúlo ELONgado del Nuevo Orden Mundial.

Esta vez no mandan flotas, porque ya saben que no sirven para nada. Esta vez mandan cohetes que – de momento – también fracasan en hacer frente al enemigo común de esas Naciones Unidas por el Terror.

Yo sigo apostando por la vía sorprendente. Cualquier consecuencia de ese “NO” no será usual o común. El terremoto no era una demostración de fuerza, sino una bofetada. No ha sido un aviso, sino la firma de la resolución. Las consecuencias de esa resolución no serán convencionales. Una gran posibilidad está en las sombras baúl, o parecidos que impidan el uso de electricidad fuera de los límites de los organismos. Aún así, es poco probable que sea una ofensiva como la descrita en los libros que publiqué hace años aquí (El cuentacuentos, Karma Brescida, Saiz Mahinder, Los Band’aker, Las Alaminas, Los Amr, etc.), aunque estoy convencido de que me he acercado bastante a lo que ocurrirá, lo suficiente para que sea mucho más fácil para nosotros reconocer síntomas o señales para tener un margen amplio de reacción o adaptación.

Voy a ver si la presión de mi dial izquierdo superior ha disminuido. Si es así, aquí termina esta entrada. Si no es así, procuraré ahondar un poco más hasta que se calme.

Video visita de Kerry a Nueva Zelanda, unas horas despúes de estar en la Antártida
( https://www.youtube.com/watch?v=NP2J_sBR1-0 )

Vídeo ejemplo de la Alemania antes de la II Guerra Mundial, en blanco y negro. Berlin siete años después del fin de la I Guerra Mundial.  (https://www.youtube.com/watch?v=-CEQp7CgEnQ ).

Berlin en los inicios de la II Guerra Mundial (color). 1939. ( https://www.youtube.com/watch?v=foRa1D7UIhA ).

(Futuros visitantes, por favor tengád la amabilidad de avisar en un comentario si algún enlace ha dejado de funcionar. Gracias.)