En esta dirección podéis ver a un sistema de detección de meteoritos.

 

http://livemeteors.com/

también podéis ver el stream (live-en vivo) en el canal de youtube al que lleva esa misma página:

https://www.youtube.com/channel/UCa14fOybJ4qTosQPa1TJdcw

(seleccionad el vídeo que lleve la etiqueta de “live” )

 

Ahora bien, me parece que ya os habrá quedado bien claro que no hay meteoritos, y que las ondas que envían a la ionosfera no rebotan en la misma, sino en la cúpula. De hecho, los experimentos que se han intentado hacer en laboratorios para hacer rebotar ondas en nubes de iones en miniatura, nunca funcionaron.

Lo que estais viendo en la página referenciada es pues una señal constante enviada desde una antena hacia la cúpula, encima de Washington D.C. Rebota en la cúpula y vuelve a ser captada por un receptor (antena parabólica) a varios kilómetros de distancia del emisor. La localización tiene su importancia, como veréis más adelante.

Hasta hace unos 4 días, más o menos se podía recibir un pitido y luego señal luminosa en la pantalla que registra los resultados… cada ocho o nueve horas. Ahora, y como enseguida habréis comprobado, no para de haber pitidos, algunos duran incluso varios minutos sin interrupción.

Eso debería significar una lluvia de meteoritos tan brutales como nunca vistos. Lógicamente… deberían verse. Pero no hay nada subido a los canales habituales, nadie ha visto una lluvia de meteoritos en ningún lado.

Así que:

 

  1. Lo que estais viendo son disparos desde tierra contra la cúpula.
  2. Los disparos se originan en un total de 8 localizaciones.
  3. Las localizaciones son cerca del anillo de hielo que rodea nuestra tierra plana, o parte plana de la tierra en la que vivimos prisioneros.
  4. Son de equipamiento pesado militar.
  5. Disparan intentando hacer resquebrajar la cúpula.
  6. Ya no lo intentan con disparos concretos contra una zona, sino con disparos sincronizados. La idea es encontrar la combinación que haga que la cúpula comience a vibrar de tal manera que se rompa.
  7. Paralelamente, la temperatura en la tierra plana ha subido casi dos grados en los últimos dos días.
  8. Si visitais la página de nullschool.net y activais la “Projection AE”, situando el polo norte en el centro de la imagen podéis observar velocidad de viento y temperatura del anillo exterior de hielo.
  9. Normalmente, ese anillo actúa de refrigerador, con temperaturas de -40 grados centígrados y vientos de hasta 400 kilómetros por hora.
  10. Ahora muestra temperaturas de alrededor de -9 grados y vientos no superiores a los 200 kilómetros por hora.
  11. Eso es porque las explosiones están “matando” la dirección o flujo del viento, causando turbulencias. El anillo exterior de vientos ya no existe, y por ende, no hay refrigeración como toca.
  12. He calculado que tienen hasta el martes de la semana que viene para seguir disparando. Después, las turbulencias se volverían en contra de ellos, con vientos de hasta 600 kilómetros por hora. No hay equipamiento militar que sobreviva eso, por lo que sinceramente espero que termine ahí la cosa.

 

Si la lectura que hacen con ese sistema no fuese sobre Washington, sino apuntando hacía una zona del anillo de hielo, los pitídos no serían pitidos sino explosiones. Lo que oímos es el material parecido al cristal recibiendo impactos a miles de kilómetros de distancia.

 

Voy con retraso con un montón de cosas, pero quise estar seguro de lo que publico antes de hacerlo. Gracias por pasar la traducción del otro tema en la publicación anterior. En cuanto pueda, repasaré la misma y crearé una entrada a propósito.

Un fuerte abrazo. Más en los comentarios.

 

Miguel

 

Editado: Hoy, domingo, la actividad militar ha bajado ostensiblemente. En consonancia, los vientos del radio más exterior (Antártida) estan reestableciéndose, con clara recuperación de la fuerza del viento y bajas temperaturas.

Aún tardará la atmósfera unos 2 a 3 días para que se noten estos cambios en los continentes, que continúan con temperaturas muy altas. El Polo Norte, como ejemplo, apenas logra mantener los cero grados centígrados.

 

Editado: Hoy, lunes, la actividad de disparos ha menguado aún más. Los vientos del círculo más exterior se han estabilizado de nuevo, y las bajas temperaturas del anillo exterior vuelven a su temperatura normal.

La atmósfera comienza a recuperarse y las temperaturas están bajando suavemente. Martes será aún un día de actividad militar, miércoles, jueves y viernes de bajón total, y puede que el sábado de madrugada prueben otra salva coordinada, puede que no. Ya saben que no tienen nada que hacer, y si siguen, como mucho perder todo el equipamiento llevado ahí.

Lol.