Ya me conoceís, así que el vídeo podría ser otro, mucho más científico, pero este tipo es gracioso, y salvo su momento de vender sus productos, explica lo básico sobre las gafas rejilla.

Lógicamente, si queréis unas explicaciones más científicas, he aquí un enlace en inglés ( http://altered-states.net/barry/update281/ ) y como no encontré a ninguno en español si no fuese de un oftalmólogo tremendamente enfadado, os dejo que investiguéis en esa línea vosotros mismos.

Muy bien. Yo probé esas gafas hará unos cuatro meses y flipé. Pude ver con una nítidez que no creo haber experimentado jamás, ni de niño con esa visión tan perfecta (o eso creía).

Sois lógicamente libres de probarlas vosotros mismos, o de enviarme un par de esas gafas para navidades (indirecta, y cuidado de avisar aquí en el foro si lo hacéis para que no reciba treinta pares), pero la cosa no va de eso. Va de explicar como funcionan, o al menos una parte.

Los agujeritos y especialmente todo lo que esté tapado, hacen algo particular: primero bajan enormemente la cantidad de información multiplicada, lo que le permite al ojo trabajar con menos información duplicada al infinito. Lo que entra, entra por agujeros de medio milímetro, más o menos. En vez de miles de miles de puntos de entrada, unos cuantos que no suelen llegar a la cincuentena. En segundo lugar, el ojo comienza a trabajar para adaptarse a esa circunstancia y puede centrar la información en el punto exacto de la retina, mucho más compacto y reducido. Gana por tanto lo que llamamos en la fotografía PROFUNDIDAD DE CAMPO, que no es otra cosa que mayor nitidez de lo que vemos de forma espacial. El ojo no tiene que enfocar para ver nítido, sino que recibe la información preformateada, reducida, exacta y compacta, y luego simplemente CONTEMPLA lo que ve.

Ahora bien, ese efecto también lo podemos invertir. Es decir, que podemos generar rejillas que distorsionan lo que hay detrás de ellas. Para ello, aumentamos los agujeros hasta que solo estén unidos por alambre entre ellos, finas líneas. Aquí tenéis un ejemplo desde mi terraza. Lo que vais a contemplar es una fotografía del cielo, tomada desde debajo de la rejilla de alambre. La foto está retocada, para ver las sorprendentes nubecillas, pero a pesar de mi equipo excelente, es imposible sacar una sola fotografía nítida. Lo impide la rejilla, que distorsiona la luz.

sin-lineasclick para ampliar

Para entendernos. No hay cámara, ni objetivo capaz de sacar una fotografía nítida de nada que esté detrás de una rejilla a gran distancia. Aquí es cuando empezamos a divertirnos. A pesar de que no se ven siquiera las nubes de forma nítida, lo que sí resulta en esa fotografía es que las nubes mismas parecen estar haciendo rejillas geométricas. De hecho, un examen determinado nos mostrará centenares de líneas. He resaltado las más visibles de izquierda a derecha, para facilitaros el curro:

 

con-lineasclick para ampliar

 

Hay muchas más, desde arriba a abajo también, pero estas son las más visibles y fácilmente comprobables por vosotros mismos. Ahora bien, vamos a ampliar la primera fotografía unas 400 veces, y contemplemos uno de esos agujeros que NUESTRA rejilla de la terraza ofrece.

 

ampli-sin

Como podéis ver, ese hilo aparentemente fino de alambre resulta en cintas gruesas que bloquean la luz. El rectángulo que dejan está desprovisto de profundidad de campo, y toda la información se mezcla. Nuestra rejilla funciona perfectamente para hacer difícil ver lo que hay detrás de ella, si está a gran distancia como lo están las nubecillas esas.

Hmmh… y si os fijaís, hay una línea casi del mismo tamaño, pero que cruza en la parte inferior por detrás de la rejilla. Hay otra, algo menos visible en la parte superior. Digamos, que aquí hemos pillado a la rejilla que producen esas nubes. He aquí una ayuda de resalte por photoshop para verlo mejor:

 

ampli-com

Como somos unos curiosones, ahora podemos comprender mejor como se usan las nubes chem. Por un lado, tapan el sol, y por el otro generan una red de camuflaje de lo que se encuentre a decenas o centenares de kilómetros de ellas. No es posible ver a nada que esté más lejos… salvo si es de noche, y se contemplan las proyecciones estúpidas de las estrellas (holograma).

Un ejemplo válido, como fórmula, sería aproximadamente esta:

Si yo estoy a un metro de la rejilla y las nubes están a 700 metros de distancia de la rejilla…

… y se ven borrosas…

…lo que esté a 700 veces 700 metros de las nubes rejilla se verá borroso, y si está más lejos, se mezclaría con el color predominante.

Normalmente no se ven esas rejillas, pero hoy cometieron el error de disparar en ambas direcciones y sobre un valle húmedo costero, lo que ha enriquecido enormemente el aire con partículas reflectantes. En condiciones normales, secas… podemos estar contemplando un cielo azul, y no darnos cuenta de los miles y miles y miles de hilos que van de un lado para otro. No vemos la rejilla, pero SIEMPRE ESTÁ. Las descargas de los aviones simplemente aumentan la capacidad de la rejilla, que debieron de haber descubierto más o menos en los años 50 del siglo pasado. Los polímeros no se adhieren a esas líneas de forma permanente, pero lo suficiente para generar la red de camuflaje.

Esas líneas pueden tener dos orígenes básicos. Uno sería humano, mediante la emisión de haces, y otro que esa rejilla está conectada a la maquinaria de la naturaleza.

Si es lo primero, simplemente no quieren que veamos lo que hay más allá de una cierta distancia.

Si es lo segundo, su utilidad es difícil de acertar, aunque me jugaría los cuartos que se trata de un campo que genera tiempo.

Luego está que alguien con un ojo muy grande sería capaz de ver hasta lo más microscópico, si contemplara desde el otro lado, pegado a la rejilla. No sé si reírme.

Ohhh…. con el puto ciego.