Los caminos de la naturaleza son tantos, que nunca habrá piernas suficientes para recorrerlos todos.