*****

Este mundo no funciona.

*****

Verán, es muchísimo más probable que algo funcione, a que no lo haga. Ah, griterío y protestas… ya sé. Pero ustedes están gritando desde un mundo que no funciona. Ni se dan cuenta que viven en un lugar que no funciona. Creen que pueden hacerlo funcionar. Se frustran al comprobar que sus esfuerzos suelen ser temporales en su éxito. Pero no toman en consideración que simple y llanamente en un mundo que no funciona, nada funciona.

*****

¿Cuando funciona? Pues cuando se ponen personas específicas a hacer funcionar pequeñas parcelas. No abarcan mucho, pero lo suficiente para comprobar que efectivamente lo más lógico es que todo funcione. Lo suficiente como para comprobar que este mundo no funciona para nada.

*****

No importa si van o no a arreglar la situación económica, política, filosófica, religiosa, industrial, turística, educativa o artística, deportiva o íntima. Durará unos meses, unos años… y dejará de funcionar. Este mundo está hecho por manazas, y es una gigantesca boca-turmix, a la que hace mucho tiempo se le quemó el interruptor. No hay forma de apagar el desastre y conforme avanza, lo deja todo trituradito.

*****

Hombre, se podría pensar o especular que existe forma de interrumpir a la trituradora. El resultado sería una paz nunca sentida en el planeta. Tanta, que a las pocas horas comenzaría la fase de solidificación de líquidos. Dejen un batido un par de horas, verán que se espesa.

*****

Un mundo que no funciona, no tiene solución. Tiene almas que se vuelcan en aliviar el dolor dónde pueden y más allá. Lo demás es carne de cañón. No importa si mandan o si son mandados.

*****

Es increíblemente fácil mantener la vida funcionando. Sólo requiere estar en un mundo que funciona. Un alma de esas, de las que prestan alivio, es capaz de generar mil mundos por hora. Funcionando.

Para eso la turmix. Para eso las vueltas en un mundo que no funciona. Pruebe de encenderse un cigarro después de haber dado mil vueltas a 10.000 kilómetros por hora. El mareo no sólo es considerable, si no que todo usted será mareo. ¿Qué podrá crear así? Sólo algo cercano, algo que funcionará mientras que usted esté en ese lugar.

*****

Las  y los que saben que esto se acaba, – y menos mal que así es -, desean fervientemente reconocerlo en toda su extensión. Unos por tomar medidas o contramedidas, otros por poder levantar el dedo por última vez y mandarlo todo al carajo.

*****

Un mundo que no funciona no tiene ningún derecho de existencia, porque le amarga la vida a billones y billones y billones de existencias. Los mundos no están para eso. Puede pensarse que no hay otra, viviendo en un mundo que no funciona, pero eso no cambia nada.

El mundo que no funciona, desde luego, no representa ninguna existencia. No es representativo del deseo de vida de cualquier existencia que haya atrapado y tortura con tanta vuelta eficazmente probada.

No es mundo.

Ni siquiera es.

*****

El proceso de esterilización del planeta Tierra ha comenzado. No lo iniciaron los humanos, no lo iniciaron extraterrestres. No lo inició Madre Gaia o cualquier otra entidad, por colosal que pueda dibujarse en palabras o imágenes.

Lo han iniciado aquellas almas que tomaron la decisión de no volver salvo para dejar a ese mundo sin descendientes.

*****

Es su fuerza mental, su fuerza de capacidad de generar mundos. La emplean ahora para acabar hasta con la última semilla capaz de germinar.

Están hasta los cojones de millones de entradas y salidas que efectuaron. Ya no apuestan por la Tierra. Ahora apuestan por la Vida, y esa no elige planetas cuando estén en fase de esterilización, como es lógico.

*****

El cabreo de esas personas, aunque debería ser amplio en mi frase y hablar de seres, no tiene límite. Se asegurarán que no vuelva a crecer nada ni sobre, ni debajo de absolutamente nada en este mundo. No habrá escondite suficientemente blindado ni ingenioso, y lo de secreto es un chiste cuando se tiene delante a una horda de Amrs enfurecidos.

*****

¿Qué opino yo de esa historia? Bueno, que me parece correcta. Reconozco claramente los síntomas de que alguien está destrozando a la trituradora, reconozco fácilmente los efectos claramente visibles en cuanto a la esterilización generalizada, reconozco sin problemas los distintos procesos para cada especie. Ya era hora, eso es lo que me viene inmediatamente al corazón.

*****

¿Sí se le puede dar otra oportunidad a esto? Pues no. Esto (antaño llamado Tierra) no tiene que tener más oportunidades. Quienes tenemos oportunidades somos quienes insuflamos cuerpos y células con vida, y como tales insufladores también podemos tomar la decisión de insuflarla en lugares más aptos para todo, es decir lugares que funcionan.

*****

¿Si los hay? No me hagan reír. Ahí están los estudiosos que no saben lo que hace vivir al cuerpo, ahí están las y los que poco a pocos tienen que admitir que el gran secreto es precisamente la vida en sí. Mírenlos, obsérvenlos en su estupefacción desde que nacieron. La vida hará lo que le da la gana, y esta vez tiene amiguitos para terminar de una vez para siempre con este molesto asunto llamado Tierra.

*****

¿Qué sí consejos galácticos y demás? Pues no. No hay. La vida no precisa de consejos galácticos. La turmix sí, por cierto.

*****

Ya, y mil preguntas y respuestas más, opiniones y sobretodo, gritos de “negativista”.

No han visto todavía a un Amr en acción, si no dirían lo mismo que yo. Esto se acabó, y quienes se encargan de que se acabe sin remedio, sin más parches, van más allá de “negativo”, o “positivo”. Son prácticos y después de eones, también comienzan a mostrar que la paciencia tiene irremediablemente su límite.

*****

Un ejemplo: dentro de muy poco una flota entera de barcos de guerra se irá al pique. Un sólo Amr será el responsable (no lo sabrán los que viven en el mundo que no funciona, les dirán que ha sido otra cosa, como por ejemplo un tsunami sorprendente en medio del Pacífico, o Atlántico, o en la puta bañera del general que se inventa la respuesta).

*****

Uno solo de estos se basta para mil flotas. Por cierto, lo de la flota no era su intención, pero le molestaron en su labor tomándolo por piedra pómez.

*****

Cuando Sherpa y Laana, junto a unos pocos amiguitos, se encaminarán hacía la Victoria Imposible, para el resto del mundo que no funciona no existirán. Habrán cumplido con las instrucciones, y habrán publicado todo lo que podían para avisar.

Luego vendrá la paz, esa paz que a cada hora hará que el aire sea más y más espeso.

*****

¿Nunca se preguntaron por lo de las globocletas? Jeje… verán … eso no es exactamente como va a ser. No harán falta globos.

*****

“Señora, le digo por enésima vez que aquí no puede nacer. Este planeta está en fase de esterilización.”

La mujer se gira iracunda y fulmina con la mirada al marido, ex-gobernador de una estrella con cuarenta planetas subyugados. Ex, porque hace poco pasaron también por ahí los que llaman Amr.

“¡Te lo dije, inútil! ¡Te dije que me ibas a convertir la vida en un infierno! ¡Ya no quedan planetas que no funcionan, imbécil! Ayyy, desgraciada de mí, tendría que haberle hecho caso a mi padre, que me decía que eras un soplapollas!”

*****

Lo que a la señora le tiene fuera de sí no es que la Tierra esté también afectada de la esterilización generalizada de planetas que no funcionan. Lo que la vuelve loca es que no habrá planetas con modas, con envidias, con odio, con rencor, con dolor, pero sobre todo, planetas en los que podía darse el lote de vivir por encima de los demás y hacer servir los cuerpos como carreteras para la evolución lenta.

*****

“No habrá arte, menos mal.”

Laana se gira. No se pregunta como Sherpa logró llegarle tan cerca sin que se diera cuenta.

No le hace falta. Sólo quien la ama era capaz de acercarsele.

*****

Tomen nota y obren en consecuencia.

*****

*****