***

***

Vamos a echar hoy un vistazo o quinientos a como se forman las galaxias.

Hay que llevar un blindaje especial para acercarse, así que copien el mío,

ajústenselo a sus gustos creativos, y vamos a echar esas miradas.

Recapitulemos: se nos ha contado que las galaxias se formaron después de una especie de explosión de un agujero negro, liberando un montón de masa, esparciendola por todo el universo. Luego, unas estrellas muy potentes, llamadas quasares, se encargaron de generar unos haces de energía, alrededor del los cuales en un punto intermedio entre quasar 1 y quasar 2 comenzaron a girar todo tipo de soles, planetas, etc.

Aquí tienen una bonita explicación técnica, basada en esas deducciones científicas: http://lastmonolith.blogspot.com.es/2008/07/galaxias-activas.html

Muy bien.

Ahora, y sin textos, observen las siguientes imágenes, para reconocer la opinión de aguaalma al respeto:

Antes de disfrutar por completo de ese cambio sustancial, conviene que recapitulemos un ratito lo observado:
El universo está lleno de chorros. Esos chorros – al encontrarse en su alegre baile en más de una ocasión – generan las galaxias.

Los chorros están compuestos en su mayor parte por agua.

En las zonas de unión entre uno y otro chorro, se produce la compresión de capas que llega a su máximo con descargas de luz desde la parte central. Una vez sobrepasada esa presión máxima, ambos chorros fluyen entre sí.

No importa la dirección que tenga visiblemente un chorro, ya que fluye en ambas direcciones a la vez.

Los denominados agujeros negros en los centros de las galaxias no existen. Son zonas de anulación lumínica, algo que se produce con facilidad al enfrentar dos chorros.

Cuanto más lejos esté algo de un observador, más lento se presentará ante el observador.  Así, estando a 14cm de una galaxia generada por dos chorros de agua, hay que fraccionar el segundo hasta 2000 veces para poder observar la galaxia. Estando a millones de años luz de una galaxia, igualmente generada por chorros de agua, se tarda miles de miles de veces en observar un milisegundo de la existencia de esa galaxia.

Con eso, casi todo está dicho.

Voy a preparar ahora unas cuantas series sobre esas galaxias, porque las imágenes que he publicado aquí, son de lo más técnicas conociéndome a mi.

Ahora, de hacedores de lluvias pasarán a hacedores de galaxias.

No se quiten el traje nuevo todavía.

Les hará falta en las siguientes series.

***

***