***

Vénte a tomar una copa con nosotros…, y no preguntes lo que te estás tomando a cada buchito.

***

es que tu no sabes lo que te estás bebiendo, monada.

***

***

mézclale a eso un poquito de alcól…

***

añádele un chocar de vasos

***

tus vibraciones, tu aceleración

***

y reconocerás en el horizonte

de la fiesta

la frontera con la simulación.

***

***

(Se sube el telón.

Rumsfeld a un oficial:

“Aumenten la 432 sobre esa población, joder. Los necesito deprimidos y vencidos, coño!”

Oficial con cabeza ya debajo del brazo del miedo:

“No podemos, hasta los pilotos se hacen pajas antes de soltar los chemtrails de mala manera.”

Rumsfeld pega con fuerza contra el suelo. No con su pata de cabra, sino con su cola de cocodrilo.

Se baja el telón.)

***

(Se abre el telón.

Dudas Razonables a Frei Freibeuter:

“oño, deberías apuntarte a la movida en julio, que vives cerca.”

Frei pliega las alas, algo incómodo en un escenario tan reducido.

Se cierra el telón.)

***

(Se desintegra el telón:

“Oiga, se le ha caído la cola.”

Rumsfeld se disculpa con gesto afable y recoge sus pertenencias. Desde que se

descubrió que la manzanilla en rama con vortex del 438 anulaba

cualquier poder sobre los demás, no paraba

de caerle la piel por todos los lados.

¡Malditas mudas aceleradas!)

***

Rumsfeld se quita el polvo del telón

y entra en el Bar de Riven.

“Póngame una copa de serrín, por favor.”

***

***

***

***