Nunca me he sentido como me siento hoy.

Nunca había sentido tan claramente un “alguien-alguna-cosa-ser”.

Jamás he estado tan sereno en situaciones tan complicadas.

Nunca, nunca jamás o … quizá sí. No me es desconocido, pero en esta vida nunca lo había experimentado.

Ni pensé posible que el ser humano llegaría a ese lugar-sentir dónde todo es desconocido-conocido.

Estoy boquiabierto ante lo que sucede y no sucede dentro y fuera de mi, dentro y fuera de todo.

Ni flex, vamos.