***

Están los tres amigos sentados en la mesa del salón. Furlock con ese apestoso cigarro, Sherpa flotando sin silla, y el joven fotógrafo zen jugueteando con una micro-sombrabaul.

***

Furlock: “Lo que me agobia un poco es no haber publicado la parte de la Llegada de las Sombrasbaul, ya sabéis, aquella que describe las primeras 48 horas, y hasta enlazar con el pretiempo de las mismas en la órbita terrestre.”

Los otros dos no le hacen caso. Saben que Furlock está a punto de tomar una decisión que debería haber tomado hace meses.

Furlock: “¿Y si me equivoco? ¿Que ocurrirá si alguno de esos datos que no sé de dónde vienen, no son correctamente interpretados por mi? ¿Pero me vais a contestar o qué?”

Sherpa levanta la cabeza y observa a Furlock. El joven fotógrafo zen le susurra algo a la micro-sombrabaul y esta se esconde en sus ropajes.

Furlock: “¿Qué? ¿Por qué me miréis así? Si yo digo aquí que cuando lleguen las sombrasbaul hay que mantener los ojos cerrados, y como mucho mirar con la cabeza vuelto hacía el suelo… ¿eso no es ya de por sí un peligro? Claro que lo es. Si luego resulta que hay que mirarles de frente, yo soy el responsable de toda esa gente equivocándose. Jolines. Es fácil de ver, o hablo en chino?”

El joven fotógrafo zen saca dos platillos de sus ropajes y vuelve la microsombrabaul, saltando entre uno y otro timbal intentando hacerlo sonar.

Furlock: “Vale, ya me calmo. Pero no sé que hacer.”

Sherpa respira hondamente. Los tres respiran con el espasmo de sentir el hogar.

Furlock: “Es que esas primeras 48 horas son claves. Si no me equivoco, las sombrasbaul buscarán la luz de los ojos. Por eso les he hecho entrenar aquello de ver con los ojos cerrados. Pero en ese primer tomo lo explicaba mucho mejor, con ejemplos de encuentros entre las sombrasbaul y …. vosotros.”

El joven fotógrafo zen deja a los dos platillos flotando para tener las manos libres y alisarse las mangas.

JFZ: “Bueno, aquella descripción del tipo que me llega huyendo de una sombrabaul en medio del bosque… esa sí que fue muy buena. Ahora bien, sólo llegó porque tu quisiste que así fuera, ya que correr con los ojos cerrados, eso sí que es una estúpidez. ¿No crées que esa parte nunca ha visto la luz, porque no estaba bien? ¿Volverías a hacer correr a ese pobre por el bosque, poniéndole en peligro? No, y por eso no puedes publicar esa parte. Además, fue la primera que te llegó. Mucha agua ha pasado por todos los ríos del Strom-bo desde entonces, amigo.”

Sherpa: “Tu aprendiste a reconocer la esencia de la información cuando terminaste con el Cuentacuentos.  Todo lo anterior está plagado de movidas tuyas propias. Yo veo muy bien que no publiques esa primera parte. No te agobies tanto, que ya sabías al escribir la primera frase que nunca ibas a llegar a tiempo para todos.”

JFZ: “Si, esa fue la primera frase, aún me acuerdo perfectamente del momento, de la luz y de la relación entre la Strom-bo y nosotros en aquel momento. Piénsalo, tontito. Tú nunca habrías empezado un libro con esa frase. ¿O no te acuerdas que ni con cien mil vidas daría tiempo suficiente?”

Furlock no dice nada. Ahora es su turno de flotar entre las palabras de los amigos.

Sherpa: “Mira, es mucho más simple de lo que parece. Con llenar durante la primera media hora de la Llegada a sus bañeras, ya tienen agua para pasar esos días sin mayores problemas. Pan, dulces y frutos secos, comida enlatada de sus mascotas… y aguantar el chaparrón que no durará más que 48 horas. Luego ya sabrán que hacer, porque el cambio les afectará a todos. No salen más tontos, bobo. No serán pequeños cachorritos buscando la teta. Serán cachorros sabios. Seremos. Somos. Que lío.”

JFZ: “Además, ahora ya sabes que las sombrasbaul forman parte de ser vasija. Son las vasijas que las atraen, no la negatividad. No buscan equlibrar los poderes, sino que vienen a rendir homenaje a las esencias, pero especialmente a las vasijas. Es de baúl, digo de cajón.”

Furlock: “Ya lo sé.”

Sherpa: “¿Y?”

Furlock: “Es que soy así. No quiero que pase nada tonto.”

JFZ: “Pues ahora mismo, el más tonto serías precisamente tú. Relájate. Todo irá bien. Si ya iba a ir bien sin ese esfuerzo del último año, no veas lo increíblemente bien que irá con todo el esfuerzo inyectado en la red. Quedará lo que inyectaste, el resto caerá como polvillo lleno de ácaros.”

Furlock: “No me hables de los ácaros. Que complicado sacarlos de casa sin matarlos. Me he cargado al menos dos millones.”

Sherpa: “3.399.299 para ser exactos.”

Furlock: “Joder! Me derrumbo con eso.”

JFZ: “Pero tío, si los ácaros no mueren porque les mojes o les eches MMS, ni …. en vinagre. Son seres polvo, y del polvo nacen casi inmediatamente. Eligen tu zona, porque reune ahora mismo las condiciones óptimas para la vida. Si están de fiesta con tus limpiezas. No te enteras de nada, parece que han pasado quinientos textos por tu cabeza y tu sin leerlos.”

Sherpa: “El dilema del traductor.”

Furlock: “Bueno, acabemos con esto. ¿Qué pensáis debería haber dicho por si acaso?”

JFZ: “Que acumulen cartón, y mejor si son cajas plegadas, fácilmente desplegables. Cinta para unir cartones. Tres metros cuadrados de cartón por persona, aproximadamente.”

Sherpa: “Que tengan las cosas importantes en lugares fácilmente accesibles, y que quiten las cosas que puedan romperse fácilmente de la vista.”

Furlock: “¿Y el Strom-Bo? ¿No sería una gran ayuda si todos tuvieran un Strom-bo instalado en casa?”

Sherpa: “Mándales fotos. De todas formas, ese Strom-bo está construido según tu strom, y no servirá gran cosa para generar bo’s si lo copian. Es más, en vez de montarse-crearse sus propios Strom-boes, acabarían por creer en un modelo.”

Furlock: “Entonces no le hago fotos. Tenéis razón. Cada uno se montará lo que precise, porque sabrá lo que precisa por instinto.”

Sherpa: “Eso es. Ahora vamos mejorando.”

JFZ: “Yo haría las fotos, y luego las cortaría en trocitos, en plan puzzle. Piezas iguales, así fomentarán ideas propias.”

Furlock: “Oh, esa idea es buena. Gracias.”

JFZ: “Un placer.”

Furlock: “No estoy más tranquilo, pero me estoy quedando más tranquilo. Una parte del peso se ha ido.”

Sherpa: “Yo me hice peso. Mi nombre es cargar peso. Así se podía evolucionar mientras estaba la Gran Presión, exigiéndose a uno mil veces más que el sistema podía pedir. Ya no hace falta, ahora es momento de explorar y para eso no hay nada como ir con poco peso.”

***