1.

Es un perfecto termostato y sonda para cualquier tipo de peligro.  Hasta 72 horas antes de un desastre natural, su gato se lo estará indicando con su comportamiento.

2.

Es un infalible detector de enfermedades. Meses antes de que cualquier análisis pueda finalmente dar con algo medible para la ciencia, su gato ya le habrá avisado.

3.

Es un deprededor, y como tal reconoce a otros enseguida. No importa si tienen forma humana. Su gato no se deja engañar jamás.

A tener en cuenta:

Si su gato vive sin más compañía gatuna, puede que vea mermado esas capacidades.  A partir de dos, esas capacidades se multiplican y estabilizan.

Si su gato es reprimido, es posible que se vaya a vengar con no darle ningún aviso. En cambio, si usted cede un poco de su locura de orden, verá que la mayoría de sus problemas cotidianos se alejan de su casa.

A celebrar:

Si la familia gatuna atrae a más amiguitos felinos, puede usted darse por ganador en la lotería. Su casa es segura, y eso incluye todo tipo de parásitos, incluso los que usted no ve.

Si sus gatos van cambiando de lugar en su casa, las energías de su casa están activadas y fluyen. Tenga en cuenta que para llegar a este punto, usted debe de participar activamente en brindarle a sus amigos espacios diversos en toda la casa.

Prepárese para entrar en otra dimensión cuando:

– su familia gatuna comienza a compartir sus secretos con usted. Le explicarán de cabo a rabo lo que nadie le ha explicado jamás. No importa la profesión o la temática. Llegado a ese punto, usted simplemente da un paso fuera de la simulación, y se convierte en dueño de usted mismo.

– su familia de amigos y aliados felinos comparten la mirada profunda. De esa no hablaré aquí, porque es tan profunda que requiere haber pasado por todas las fases anteriores.

Nota:

No añado fotografías a este texto, porque no está dedicado a convertir sus caras en caritas de gozosas expresiones de esa manera. Está dedicado a que ustedes puedan percibir – si no lo sabían ya – que están ante un cheque en blanco para su crecimiento personal y el colectivo.

Momentos así no requieren manipulación alguna. Proceden del presente.

***