cimbales - crótalos - platillos
cimbales – crótalos – platillos

Como ha quedado claro en las últimas semanas, nos estamos enfrentando a una sobresaturación eléctrica-electroestática. Para reducir las perniciosas consecuencias de esa situación impuesta, nuestros instintos nos han llevado, primero por separado y ahora en conjunto, por experimentar con ondas. Para facilitarnos la tarea, hemos elegido instrumentos musicales.

En la teoría, nuestra percepción nos indica que produciendo determinadas ondas, modificamos las condiciones atmosféricas. No necesariamente sean las ondas sonoras que así obren, aunque el análisis detenido de los cañones de Reich y sus interactuaciones con el clima, especialmente la humedad, nos hacen pensar que incluso las ondas sonoras ya de por sí han de tener o jugar un papel determinante, incluso en su más que obvio rol parcial.

cimbales_plano_perspectiva
cimbales_plano_perspectiva

Esa teoría puede ahora ampliarse. En primer lugar con la certeza que las nubes no son las comadronas – tal como habíamos pensado hace muchos meses -, sino que son las placentas. En sí, cada nube es una placenta que se manifiesta en el momento más apto para ella y su intención de dar a luz, es decir, hacer llover su fruto. La diferencia entre nube-comadrona y nube-placenta es crucial, ya que nos indica que a la Madre no la vemos, cuando debería ser todo lo contrario. La mano de la simulación, tapando como de costumbre, se hace patente.

cimbales_plano_movimiento_0
cimbales_plano_movimiento_0

Así, ruidos fuertes no son nada oportunos para nada. En primer lugar harán que la Madre no gestará en la zona, ni se verá atraída por la misma. De ahí, que hemos observado tantas veces ese molesto avión ruidoso que justamente al producirse las primeras placentas, se dedica a molestarlas. El grado de éxito de esas maniobras es sumamente alto, es decir que normalmente Madre retira las placentas en gestación. Vuelve el cielo azul.

cimbales_plano_movimiento_1
cimbales_plano_movimiento_1

En cambio sonidos suaves tranquilizan a Madre, y la atraen sobremanera. Si la zona precisa de placentas, enseguida las gesta, y el parto es de lluvia lenta, suave y sin sobresaltos. Si además la zona está cargada de energía eléctrica y/o electroestática, Madre se encarga de absorber la misma en nubes altas.

cimbales_plano_movimiento_2
cimbales_plano_movimiento_2

Madre es capaz de soportar todo tipo de ruidos molestos, negatividad y hasta las más bestiales sobrecargas eléctricas si tan sólo un ser se comunica con ella en una determinada zona. Se inmuniza con la dulzura, y lo que se le da con esa suavidad, fortalece a Madre.

cimbales_plano_movimiento_3
cimbales_plano_movimiento_3

Si se practica el papel de comadrona, un sonido es tan útil como cualquiera. En la práctica, el sonido ha de producirse no necesariamente a la hora de pedirle a Madre una buena lluvia, sino más bien durante el tiempo suficiente para que lo podamos reproducir en nuestros oídos internos en cuanto queramos. No es un recuerdo que se precisa, sino hacer sonar dentro.

Los cimbales son idóneos para facilitar esa tarea. Su sonido se ancla prácticamente en el cerebro desde el primer momento de escuchar la nota. Asimismo, mantienen la nota estable en su vibración, sin que se produzca una bajada de la misma en el decaimiento sonoro. Incluso cuando ya parece que no vibra, aún se puede oír la misma nota.

cimbales_predeterminada
cimbales_predeterminada

Una vez que se es capaz de reproducir el sonido del instrumento elegido, es suficiente con enfocar una parte del cielo con la vista y hacer sonar dentro el sonido en cuestión. Tan pronto que se produzcan las primeras nubes, conviene enfocarlas de vez en cuando, ya que la propagación de esa transferencia es mayor cuanto más humedad se enfoque.

Los partos asistidos de esa manera son sumamente suaves. Requieren paciencia, y el reconocimiento de que se es instrumento suficiente para asistir a Madre en cualquier momento.

Los platillos mostrados ayudan a que esa asistencia se haga desde una paz profunda, ternura y amor por lo que se hace y desea.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.