Bueno, ya tenéis aquí la noticia de que al blog de Maestroviejo lo quieren cerrar los de wordpress. Maestroviejo ha enviado el pliego de descargo, y veremos si surte el efecto que se espera de una casa como wordpress, es decir que reconozcan su error, o que bien indiquen con pelos y señales la razón exacta de la expulsión. (Añadido hoy a las 17:30hs: wordpress ha admitido que es un error del sistema y que se disculpan. Pero sigue leyendo si quieres:)

***

Si la jugada es limpia, y WordPress puede probar que efectivamente el blog de Maestroviejo infringe las normas, habría que ver si le dan una oportunidad para subsanar ese error.

***

¿Y si mañana se les ocurre enviar una carta así a Sombrasbaul? ¿Qué haríamos, aparte de seguir lógicamente los pasos oficiales, o al menos intentar establecer un puente de comunicación para el proceso de descargo?

***

Opciones más visibles:

A) Copiar los contenidos
B) Exportar los contenidos
C) Emitir desde otro servidor y entorno

***

Estas dos opciones son las que enseguida nos llegarían a la cabeza. Es lógico, porque quien emite, desea emitir.  Si no puede emitir en un sitio, se irá a otro (si los hay) para emitir.

***

Yo le añadiría no obstante una variación a esto, porque lo que menos me apetece después de tantos años de servidores quemados, es repetir la historia. Además, tengo esa clara sensación de la simulación en ese asunto de la red de redes, por lo que no tomaría esas opciones como válidas. Recordando al cólico del Willi (Willi the Wilcock), si me comen el álfil, es porque ya le maniobré en mala esquina, y es hora de pensar en otra figura, amén de no perder el siguiente alfil por la misma tontería.

***

Digamos que si tengo o tengamos que descubrir que wordpress es uno más y que está controlado por ideología neocon – algo que desde luego no nos cabe en la cabeza de momento – lo que menos haría es saltar al siguiente, porque si con wordpress no tuve garantía, el siguiente no me la puede ofrecer. No habría garantía de que el siguiente salto vaya a eliminar el problema de acabar eliminado de nuevo.

***

Así que, esas tres jugadas con el alfil no son aceptables. Habrá que echar mano del caballito, o incluso de los dos.

***

No sé si ustedes han jugado alguna vez al ajedrez. No es tan complicado, porque sus figuras son simplemente extensiones del tablero. Cada figura es capaz de darle a las casillas determinado poder. Así, un peón se mueve siempre hacía delante, y sólo si se puede comer otra figura, accede a un movimiento en diagonal. Si situamos a sombrasbaul en el tablero, sería un peón.  Si al peón le invitan a dar un paso adelante (y desde luego la amenaza es una especie de invitación a que algo se mueva) ese paso puede ser el último, incluso si con el se come o cobre otra pieza.

***

La situación en la que vivimos actualmente es la de evitar la presencia de la reina cerca de nuestros dominios. Viendo la presión que soportamos actualmente, esa está cerca, pero aún nos tapan otras piezas, mucho más grandes que nosotros. Maestroviejo sería una de esas figuras, un alfil. Trinity a Tierra sería posiblemente una reina recuperada de un peón. En general, y quienes sepan jugar al ajedrez lo reconocerán enseguida, se han producido varios cambios de peón a figura en los últimos dos años, y el tablero apenas tiene ya peones. Nuestro caso es por tanto uno que se escapa ligeramente de la normalidad del tablero.

***

Eso es consciente. Jamás me hubiera metido de nuevo en la red en plan figura, o para alcanzar millones de visitas al mes. Después de reporteros.tv, que hacía la totalidad de las visitas de sombrasbaul en una mañana, esa ‘existencia’ en el tablero me quedó vedada, porque no surtió los efectos deseados.  Así, sombrasbaul es un peón, y evita conscientemente convertirse en figura. Eso en el ajedrez significaría que el peón es prácticamente invisible para el propio jugador. No lo usa, no lo toma en cuenta conscientemente, pero lo defiende sin saberlo, ni mencionarlo, ni ser recordado de obrar así. Del contrario no hace falta hablar. No puede hacer otra cosa que mirar siempre en la dirección dónde esté sombrasbaul, aunque no la reconozca.

***

Para verlo con más claridad, somos un jugador-pieza que realiza su derecho a decidir por si mismo. La partida nos da igual, porque tenemos otro objetivo sobre el tablero. Nos interesa experimentar nuestro propio movimiento o no-movimiento, y reconocernos en esas actividades. No vamos a por piezas externas del tablero, sino que las desmontamos dentro de nosotros, para así alcanzar un mayor grado de inmunidad frente a sus tentáculos. Si no tienen para agarrar algo dentro de nosotros, esos tentáculos nos traspasarán. Si en cambio guardamos algo dentro que pueda conducir a convencernos para que cobremos piezas ajenas, dejaremos de decidir nosotros, y o bien uno, otro, o los dos jugadores vuelven a mandarnos (a la muerte, como no, menudos simplones.)

***

Hace unos meses jugué varias partidas de ajedrez con un campeón de la Janda. El hombre ya tiene 87 años, y le encanta jugar conmigo. No porque yo sepa jugar bien, sino que juego el ajedrez más bien en plan creativo. Así, aquella mañana luminosa me dediqué a hacerle invisible a dos peones míos y desarrollé un juego sumamente conservador que iba dejándolos atrás pero siempre rodeados de figuras, ya fuese a distancia por cobertura o cercanía física. Al final de la tercera partida, Pedro me preguntó por la razón de ese juego ‘ridículo de las figuras’,  y di por concluido el experimento. Cuando le conté que lo que me interesaba era que se olvidara por completo de mis dos peones, se rascó la cabeza, miró a uno de los peones y luego abrió los ojos al ver el segundo. Lo suficiente para que yo viera lo sorprendido que se quedó con descubrir que había otro más, y que durante toda la partida había dejado de existir.

***

Lo único que me faltaba por hacer era ser capaz de olvidarme yo de ese peón también, y que cobrara por tanto una autonomía – seguramente no la completa que hubiera deseado – suficiente para pensar por si mismo, y reconocer el tablero desde esos nuevos puntos de vistas creados.

***

Veamos ahora en la práctica lo que ocurre si wordpress se lanza sobre el peón llamado sombrasbaul:

A) El peón es sacado fuera del tablero
B) Los jugadores se centran en los que quedan
C) El peón ha sido trasladado a terreno que no interesa a los jugadores
D) Y sigue emitiendo

***

Es decir, no volvería a haber ese peón en el tablero. Sombrasbaul no volvería a la red. Jugaría en el mundo real.

***

Yo sé que eso es lo que ambos jugadores quieren evitar. Que alguien se mueva sin permiso. Pero bueno, si te sacan ellos mismos del tablero, ni se dan cuenta de lo que causan en un peón que puede moverse en cualquier mundo.

***

Ustedes y con razón podrán decir que eso no vale. Que les gusta leer sombrasbaul, o que les ha aportado mucho, etc. Y no lo dudamos eso, aunque también hemos hecho pupa y somos unos insolentes con prácticamente todo.

***

Si sombrasbaul fuese un blog, incluso deberían llorar un rato. Sentirse más solos y eso. Algo de drama estaría bien.

Pero sombrasbaul no es un blog. Sombrasbaul es una obra, en la que cada texto y cada comentario ha modificado el pasado.  Ha creado un presente que es normalmente indescifrable para el pasado. Con borrar el blog, no se borra sombrasbaul. Lo que se borra es la pista que sombrasbaul ha dejado en el pasado.

***

¿Ustedes se lamentan porque el mar borra las huellas que nuestros pies dejan en la arena? Claro que no. Ni huyen del agua. Saben que sus pies resisten el contacto, y si tuvieran que llorar por cada huella borrada, ahogarían al propio mar con sus lágrimas.

***

Ustedes son sombrasbaul. Ustedes son presente. No son tropemiles de visitas. Han pillado cacho de invisibilidad, han pillado cacho de maná, han pillado cacho de viajes teatrales, han pillado dones, destrezas y espirales, y todas esas cositas las han hecho suyas. Juegan un papel importante y cada día más preponderante frente al pasado. Se están haciendo ustedes sus propios presentes.

***

Yo por mi parte, en caso de que se cerrara sombrasbaul por mandato irreconocible, sí haría una última copia de seguridad y acto seguido me haré con una Heidelberg que bien sé yo dónde la tiene guardado un agricultor quien la subastó junto a un montón de maquinaria de imprenta que ahora lleva cinco centímetros de polvo de 15 años de olvido. Esa máquina tiene más de 100 años, pero yo aprendí el oficio de imprimir periódicos, porque así empecé mi andadura profesional. Desde abajo, desde el tablero, dónde se huele la madera, el linoleum, el plomo fundido, las placas y el aceite. Dónde se tarda un día en configurar una plancha, y si se es chiquismiquis, pues cinco o veinte.

***

Eso condensaría los textos. Digamos que ustedes leerían un texto sombrasbaul que equivaldría a 30 textos en formato digital. Sería esencia concentrada, no del despilfarro de ahora (lo digo cariñosamente). Quizá añadiría una botella de fino o manzanilla, para que pudiesen diluirse un poquito antes de leer.

***

Dirán ustedes que si queman un sitio virtual, también lo harán con un sitio de verdad. Vale, pues que lo quemen.  No podrán quemar los cambios que ocasionó en el pasado. No podrán alcanzar ningún presente, porque realmente siempre van detrás. Son ellos las huellas que dejamos, no son más que eso. Nunca han pisado con pies. No saben ni siquiera que tienen pies, porque los usan como si fuesen relleno.

***

Hay esos fuegos para saludar la noche larga del verano.  Los fogatas las solemos hacer en la playa y saltar con ilusión y buenos deseos sobre ellas, conjurándonos para que el mal se lo lleven las llamas.

Cuando prendan fuego a sombrasbaul o a cualquier cosa que nos pueda gustar, lo único que no podemos dejar de hacer es saltar sobre ese fuego, reírnos y conjurarnos para que el mal se lo lleven las llamas, porque efectivamente lo hacen.

La esencia, lo reconocido y los tesoros, esos están en cada uno de nosotr@s, firmemente actuando, modificando y acelerando el cierre de la puerta, fomentando la separación definitiva de nuestros presentes de esos pasados y demás que no pintan absolutamente nada en nuestra evolución.

***

el_pilar_es_el_presente

el_pilar_es_el_presente

Sigamos siendo peones, y que juegen con quienes queden el tablero. A cada uno de esos les faltará un buen fuego para depurarse.

Así es el pasado. Una cloaca. Y a mi me gusta el olor fresco, sino no estaría con ustedes creando pilares del presente para empezar a secarnos un ratito al sol y recuperar nuestra piel entre risas de niños chicos.

***

***
***

Súmate al reto y dile adiós al pasado