A mi me gusta eso del optimismo. Digamos que siempre le saco el lado positivo hasta del desastre más grande.  Eso me permite ponerme manos a la obra y no quedarme con la boca abierta o el corazón demasiado encogido para reaccionar. Digamos que si cien mil quieren tirar la toalla cuando un mes antes estaban por no parar de festejar, son esos cien mil que la quieren tirar. Eso no me ha de afectar más que un poquito, si realmente deseo echarles una mano, o cien mil.

***

La presencia humana en la red es prácticamente del 10%.  Durante los últimos diez días he hecho algunas pruebas que me han confirmado ese extremo. Sin irrefutables, aunque me gustaría no mencionar como las conseguí. Pero sirva de botón de muestra que logré meter algún que otro medidor en medio de grandes medios oficiales, que crearon flujos de visitas medibles. Así, un periódico de tirada nacional no fue capaz de generar más que un porcentaje ridículo de flujo, y eso en prime time, primera plana y tema candente.

***

Desde que jugamos con Google y demás (tema contraseñas, burbujas o sombras de textos y comentarios invisibles, sin tags o con tags de palabras anti-búsqueda, etc.) aquí apenas llegan bots. Así, el número de visitas que llega es básicamente humano, excluyendo la llegada a la portada. Bueno, ahora somos un 18% de los que eramos antes. No quiero decir con esto que la mayoría de las visitas eran de robots, sino que las visitas que llegan son – desde luego – humanas.

Eso me permite comprender cuanta presión hay sobre una porción de humanos,  mientras que antes no lo podía saber. De hecho, llevaba meses sospechando que en determinados días llegaba exactamente un número determinado de visitas “artificiales”, para que no se notara la ausencia de visitas humanas.

***

Eso ya no les funciona con sombrasbaul, y así lo que echan se refleja directamente en el blog. Si aprietan mucho, lo sé con un vistazo a como está el blog, y si dejan de apretar o se ha rechazado el intento de doblegar las mentes, también un vistazo lo confirma.

***

Pero es más. Como a la mayoría de indicadores-anclas ni siquiera los han detectado en los grandes medios de comunicación, también puedo estimar el impacto de la presión que ejercen en personas posiblemente más alejadas de procesos como los que aquí fomentamos. Y no hay sorpresa. Cuando golpea el puño para absorber las mentes y aniquilar cualquier tipo de resistencia psíquica, las personas que – probablemente – no suelen acceder a actividades como las nuestras acaban aplastadas aproximadamente 453 veces antes que una persona que sí participa en el reconocimiento propio de fuerzas psíquicas.

***

Así que voy a integrar una especie de indicador en el blog, que refleje esos datos de forma gráfica. Será manual, porque no tengo ganas de pelearme ahora con programación o enchufar programas que son tan dudosos como su sombra. Quien cree que ese indicador tiene algo de funcional, sabrá al menos a que atenerse en cuanto al bombardeo. Desde luego, yo tengo un millón de dudas más sobre la válidez de esos datos que cualquiera que quiera cuestionarlos.  De hecho, me parece una medida bastante idiota, pero me ahorra tener que empezar hilos sobre lo mismo, algo que detesto.

***

Doy con eso zanjados varios asuntos.

A) A partir de tener el indicador de presión expuesto, no hablaré más de esos temas de la red. Quien quiera saber algo, que por favor me pregunte en todo caso.

B) Si seguimos en la red es porque somos bastante más tochos y básicos de lo que se podía esperar. Aún así, mantengo la opinión que con tal de haberle mostrado a una sola persona en un año que hay más opciones que las que ha conocido, ya valió la pena. Mantendré por tanto el blog abierto.

C) Los artículos pasarán por fases de estar abiertos al público sin contraseñas como que de repente vuelvan a tener contraseñas (siempre la misma, pero si tuvieran problemas consulten la pestaña “contraseñas” por si hubo cambios). Habrá textos con campos de comentarios y textos sin. Cubrirán esos vacíos las sombras de texto invisibles.

D) Considero probado para mis adentros que un grupo reducido de personas es la última barrera que ofrece la humanidad a sus opresores.

E) Considero probado que cualquier manifestación física en esta farsa es producto del pasado y que el concepto “pasado” en realidad debería llamarse por su nombre, que no es otro que “simulación”. La línea de tiempo es por tanto esta: Simulación – Presente – Simulación. NO ES ESTA: Pasado – Presente – Futuro.

F) Considero probado que el grupo reducido de humanos que ofrece barrera está comenzando a agarrar partes de sus presentes y que han comenzado a vivir entre pasado y presente. Son parcialmente capaces de eso, pero como van muy forzados no lo hacen de forma natural, lo que provoca desajustes.

G) Considero probado que estos desajustes se limitan a los inicios, y que en la progresión van menguando en número y caudal. Una persona que ofrece barrera con su cada vez más creciente presente se vuelve también inmune al pasado y sus consecuencias.

H) Considero probado que el presente no ofrece herramienta para destruir el pasado. Si esa herramienta existiera, ya se habría aplicado.

I) Considero probado que el presente alcanzado en cada humano aleja el pasado de todos los humanos.

J) Considero probado que la intención de la simulación es aniquilar a todos sus esclavos, porque tiene conocimiento de las consecuencias del presente. Considero probado también que ese conocimiento es concreto y preciso.

K) Considero probado que la actividad sonora de máquinas es millones de veces más dañina de lo que se admite.

L) Considero probado que la repetición es el arma maestro de la simulación.

M) Considero probado que hay un idioma o lenguaje original.

N) Considero probado que cualquier palabra que nunca se ha pronunciado tiene millones de veces más aplicaciones que una que se haya pronunciado por segunda vez, y así exponencialmente hasta las palabras que ahora os hacen leer este texto. Una palabra original frente a una que puede estar en un diccionario es como el Everest frente a un átomo. El átomo es la palabra del diccionario, por si había dudas. No sirve a nada más que a alimentar el pasado. La simulación se ha hecho con ella.

O) Considero probado que el sonido cura. Los sonidos bajos y guturales por un lado y las frecuencias altas – pero nunca estridentes – por el otro. Me falta comprender porque lo hacen, aunque he reconocido como lo hacen.

P) Considero probado que la luz forma parte de la simulación (visible como rangos invisibles IR o UV, etc.). Considero asimismo probado que hay otra luz, que es luz del presente y que la proyectan quienes se encuentran en el presente (o se encuentren parciamente en el presente).

Q) Considero probado que hay un número cierto de máximo o tope de almas que un pasado o simulación puede retener. Considero igualmente probado que ese número está próximo a cumplirse, o que incluso ya se ha cumplido.

R) Considero probado que al sobrepasarse ese número, el pasado se hace visible de una forma molesta y es desterrado automáticamente por quienes accedieron directamente al presente al renacer.

S) Considero probado que la fuerza que tiene un ser actuando desde su presente equivale a cualquier ejército o sus sumas para empezar. Considero probado que nos protegemos nosotros mismos de saber o reconocer estando en el pasado la magnitud de nuestro poder. Considero probado que esa protección comienza a enviar pequeños guiños y mensajes de ir abriendo el telón. Considero probado que a trancas y barrancas llegaremos a reconocer ese poder, coincidiendo con la entrada cada vez más frecuente en nuestros respectivos presentes.

T) Considero probado que la simulación o el pasado es una herramienta de negocio, en la que quienes estén atrapados dentro del mismo equivalen a ganado. No considero probado que ese formato se centre únicamente en absorción física, psíquica o emotiva. Considero más probable que no es el lapso de vida que interesa, sino una contradicción. No seguiré investigando en esa línea, porque me resulta demasiado asquerosa, como además innecesaria. Que se quede el pasado con sus cosas.

U) Considero probado que nuestros cinco sentidos no son nuestros. Pertenecen por completo al pasado, reciben toda la información enlatado, y nunca llegan a percibir el presente. Van detrás, y eso les convierte en herramientas del pasado, (sic), y de la simulación (resic).

V) Considero probado que hay otros sentidos, y que estos no son clasificables. Pueden tener cierta semejanza algunos en determinadas personas, pero al igual que las huellas dactilares son únicos. No se repiten. Proceden del presente.

W) Considero probado que no precisamos de líderes. Considero igualmente probado que el liderazgo forma parte del pasado, mientras que el presente ofrece la autonomía.

X) Considero probado que el factor suerte está en manos del pasado. Considero probado que el factor de suerte no es otra cosa que la llave del carcelero, que en todo caso lleva a una prisión más grande, pero limitadora como no.  Considero probado que el presente no precisa de llaves ni suerte, porque es creador.