Tengo una explosión de correos pidiendo ayuda. Hay de todo, pero lo principal es repetitivo hasta la saciedad:

– personas con cuadros de pánico
– personas deprimidas
– personas histéricas

con cuadros distintos de desarrollo. Todos los cuadros apuntan a terminar de forma física lo que de forma psíquica no se ha logrado. Y ESO NO FUNCIONA.

***

Hay que bloquear el camino físico de intento de superar esta situación. En condiciones normales funcionaría, pero en estas no puede, porque es amplificado al igual que todo lo demás. El cuerpo no conoce su poder y hay que evitar que en su no-reconocimiento no se haga daño.

***

ESCUCHEN BIEN ESTO y GRÁBENLO EN SUS MENTES Y PAREDES DE LA MENTE:

– No repetir. Cambiar hábitos cada día. Pequeñas cosas que no se hacen como ayer, ni como nunca.

– Decoren sus paredes con cosas bonitas, simples y si pueden, hechas por ustedes. Recorten telas, usen cosas básicas para dejar constancia de que USTEDES EXISTEN.

– Cocinen a diario aunque TENGAN QUE DARSE LATIGAZOS. Si no quieren comer lo que hayan cocinado, pues vale, pero COCINEN. Usen en caso de no tener ganas de comer el tradicional puchero, es decir un nabo blanco redondo, una cebolla, unas cuantas zanahorias, dos muslos de pollo sin piel, algo de apio. No troceen las piezas. Añádan dos litros de agua (olla exprés mejor). Nada de sal ni aceite en el puchero. Eso se añade luego a gusto de cada uno. Quienes no quieren comer, se beban unos buchitos del caldo.

– Ocúpense de otros y háganlo cada día. Si no tienen a nadie para ocuparse, ENCUÉNTRENLO. Será su seguro de mantener la cabeza clara.

– Integren los alinimales y plantas en esos quehaceres. Si alguien está mal, puede que al tener que ocuparse de otro ser más pequeño e indefenso se recupere enseguida. PERO BAJO NINGÚN CONCEPTO USEN A LOS ALINIMALES O PLANTAS.  ENTREGUEN A QUIEN SE PUEDE ENTREGAR.

***

Ni se les ocurra apartarse ahora del camino, sólo porque aquello está empezando a dar caña a potencias desconocidas como descomunales. Nada puede con ustedes. Sólo ustedes pueden entregarse pensando que les han vencido, pero ESE PENSAMIENTO ES INDUCIDO, no es de ustedes. USTEDES NO TIENEN NADA QUE TEMER, SINO QUE USTEDES SON LAS Y LOS QUE ASEGURAN LA VERDAD, LA LIBERTAD Y EL PRESENTE DE LA HUMANIDAD. Eso no lo puede cambiar nada, ningún ataque, ninguna energía, ni nada que esté en contra de USTEDES.

Levanten la barbilla y mírenle directamente a los ojos. El mal apartará su mirada, porque no puede sostener la de ustedes.

***