Ya no queda la más mínima duda en nadie que yo conozca personalmente. El plan es que muera el mayor número posibles de personas y alinimales antes de que se vea que ese es el plan, y mientras se vea también. Y cuando alguien se empeña como se están empeñando estos con total impunidad, es porque viene algo que nosotros no sabemos, pero quien se empeña lo sabe de sobra.

***

Si le quieren meter al sistema una hostia que reduce significativamente el poder de destrucción del mismo, simplemente conserven el máximo número de vidas que les sea posible. Si es una al día, estará bien siempre y cuando eso sea más que antes de leer este texto. Si son cien mil al día, no se haga el remolón y aumente a un millón.

***

No importa el tamaño de la vida que vayan a conservar. Puede ser esa mosca que normalmente aplastaban. Puede ser aquel pájaro que ahora fallen en dar siendo objeto de burla de sus compañeros de caza. Puede que se le rompa el arma accidentalmente. Usted tiene recursos para eso. Ilimitados. Las formas de conservar una vida son tantas y precisamente por eso la vida sigue estando entre nosotros.

***

Quienes llorarán de rabia serán los que están empeñados en matar al máximo número posible de seres vivos, y cuando más grandes mejor, porque así los pequeños lo tendrán más difícil. Saben que se tienen que dar prisa, y mensajes como el que están leyendo son lo peor que les puede pasar en esas prisas. Una barrera más que inconveniente, además de pasar desapercibida al gran críbano.

***

Si, será totalmente cierto eso del número máximo de almas. Y también lo que unos cuantos investigadores algo flipados descubrieron en su experimento con bacterias en mundos originales.  Sería divertido tener ese contador de almas tal como se estaba perfilando entonces. Daría al traste con las teorías de los humanos como parte fundamental, siendo el humano como bien que hace, vehículo de vida para millones.

***

Si, si. Sigan hablando de crisis y de dinero. No tienen ni para empezar con la cifra más grande, ya sea deuda o más deuda. Aquí la cuenta de beneficios, la que cuenta las almas que nacen aquí, esa no para de subir. Sí, sí, mucho dinero y daño, ambos con la de para empezar y con el puta pena para terminar.

***

La verdadera guerra la estamos ganando, pero esa también requiere que se colabore estrechamente con el presente y ese se llama VIDA.

***

Rechacen cualquier imitación.

***