Estas son notas de las distintas investigaciones que tengo/tenemos en marcha. Yo las publico ya, aunque no son más que eso, notas. No son manuales, ni son guia, ni son datos para confirmar nada. Son notas, y como tales se han de tomar. Con precaución, con frialdad, y si resulta que alguna línea desemboca en logros, pues entonces serán logros, y mientras tanto notas inservibles en la práctica que desea certeza.

***

La primera nota es sobre un comportamiento que he descubierto en los gatos-alinimales-seres-agua, a partir de aquí llamados felinos-seres-agua.

El comportamiento está relacionado con las enfermedades o tono vital. Es una especie de movimiento espasmo, que libera la tensión eléctrica-física que padecen los organismos, y tiene resultados inmediatos en la mejoría de salud de los felines-seres-agua.

El espasmo se puede producir de varias maneras. Cada felino-ser-agua tiene sus formas, aunque tengo a dos procedimientos que causan el suficiente impulso para liberarlos. También es posible que cada espasmo o forma de espasmo esté relacionado con un determinado sector u órgano. No lo sé, puede que sí. Lo veremos en sucesivas pruebas.

Los espasmos son totalmente distintos a los movimientos que conocemos de ellos, aunque sí los hemos observado alguna vez. Lo que yo hago es combinar varias técnicas para provocarlos. Una es la de semi-cabrearlos. Se trata de jugar, pero de jugar con la saña que suelen tener los felinos-seres-aguas entre ellos cuando se han calentado demasiado y echan las orejas algo para atrás, al igual que la cara, levantan una pata y … esperan darte un buen golpe o recibirlo. No lo llevo tan lejos, pero cerca de ese sentir de agobio.

El primer procedimiento es con felinos-seres-agua a que les guste estar de lado o espaldas para jugar. Acerco el antebrazo en paralelo a la barriga. La mano queda a la altura de la cabeza o patas delanteras, el antebrazo cubre en su longitud el cuerpo, y el codo será el punto de contacto con las patas traseras algo encogidos.

Entonces acerco un poquito el codo, lo suficiente para que tome contacto con las patas traseras, que – si el felino-ser-agua está afectado por alguna tensión, están encogidos y enseguida aprietan contra el codo. Yo no aumento la presión, sino dejo que las patas traseras sepan que el codo está tocando o que sigue cerca, muy cerca.

Ahora es cuando empiezo a jugar con la mano, intentando lograr que el felino-ser-agua la agarre con sus patas delanteras, o mejor aún, con la boca. No lo fuerzo, es un juego lento que sube lentamente en grado de provocación. De vez en cuando muevo el codo sobre las patitas, enganchándolas un poquito, apretando un poquito, respondiendo a primeros apretones desde ellos.. pero siempre suave.

En algún momento de ese juego, el felino-ser-agua dará un violentísimo empujón con sus patas traseras contra el codo y clavará parcialmente sus uñas (duele, pero es sin sangre) y ese momento es el complicado para el humano-ser-agua, porque si en ese momento se retira el codo, el espasmo es fallido, la energía no sale del todo. He aprendido a aguantar ese primer dolor, cerrando los ojos y cagándome en todos. Pero enseguida pasa.

Mejor aún es cuando ese espasmo es rítmico. Uno, dos, tres muy rápidos, luego o simultáneamente mordida con la boca y clavar las uñas en la piel de la mano. De nuevo eso es dolor para la mano, pero si se aguanta, la mordida se relaja.

Cuando tiene los espasmos, no muevo nada. No aprovecho esos movimientos. Dejo que entren, se produzcan, como si yo no estuviera en ese momento.

Cuando ya se sabe aguantar el dolor, y se está tranquil@ con el procedimiento, los espasmos se producen durante unos 15 a 30 minutos, empezando por ultraviolentos para acabar en ligeros temblores por todo el cuerpo, que terminan con el cuerpo extendido y relajado, el felino-ser-agua durmiendo o a punto de quedarse dormido. Conviene dejarlo así y que descanse.

He probado este método con dos felinos-seres-agua. En uno ha representado una recuperación inmediata, en otro una reacción de no querer sacarlo.

Las lesiones que produce el procedimiento son ridículas. Son dolorosas, pero con el tiempo se comprende que ese dolor es de alguna forma una conexión por la que la enfermedad o problema se disuelve, la estática enferma sale y deriva, etc. Aún así, he pasado episodios muy violentos con felinos-seres-agua, y ninguna supera los espasmos cuando el felino-ser-agua está portando algo gordo que necesita sacar. Aún así, las heridas son superficiales, nunca con instinto asesino. Es más violento un gato asustado, mil veces más en las heridas que inflinge. Se trata por tanto de una violencia distinta, que yo describiría como violencia-técnica de descarga, y que muestra el grado de tensión acumulada.

El segundo método es usar una vara (superfina, de planta silvestre que no sea venenosa para felinos-seres-agua) y jugar, pero jugar a inflingir pequeños pinchazos o golpes que hagan que la piel del felino-ser-agua note picor. Ese método me sirve para felinos-seres-agua que rechazan ser manoseados o jugar con un cuerpo a cuerpo. Es jugar, pasarlo bien, pero no dejar de pincharles. Suelo acompañar cada floreteo con un sonido particular, como de salida de aire (uiiiiii, ui ui uiiiii). Siempre apunto a los flancos, porque ese método es algo peligroso para los ojitos. Hay que tener mano para eso, o mejor jugar con la variante del latigazo breve. Ese también sirve, pero duele demasiado y puede que cause efectos contrarios a los deseados.

El primer método es el que mejor funciona y en el que tengo más esperanzas puestas. El segundo es por ahora un método de supervivencia, que suple otros formatos de estimulación y descarga.

Estos métodos, ni el camino elegido suprimen métodos suaves. Si un felino-ser-agua se acerca para recibir mimos, pues no es hora de darle de hostias con las varitas o buscar que salte en espasmos. Mimos son mimos, y tienen otra utilidad. Los gatos se restriegan no porque les cause gusto, sino porque les causa gusto dejar su olor y cambiar su carga estática. Es principalmente un tema eléctrico, y todo lo que nos agobia en relación con su salud es eso: saber generar, descargar o limpiar energía eléctrica estática acumulada.

***

Dentro de una semana o dos voy a probar de llegar a fondo en la investigación sobre las distintas reacciones del oxígeno en nuestro cuerpo frente a los metales. La cantidad de metales pesados que está causando la cantidad de intoxicaciones y daños orgánicos, ha de ser frenada ya. En un principio, la mayoría de las afecciones crónicas se basan en que el factor que causa la constante producción crónica no ha sido eliminada. Los tóxicos actuales tienen esa facultad, la de meterse en los huesos, hasta en los dientes. Se quedan profundamente enterados en musculatura y tejidos. Desde esas posiciones fortificadas sueltan su veneno lentamente.

Es primordial para mi encontrar un método que elimine en pocas sesiones esas incrustaciones. Tienen que ser pocas, porque de ser muchas, causarán posiblemente graves problemas de salud, porque tengo claro que hay que actuar oxidando, o superoxidando. Hay varios métodos, algunos intravenosos, y en cuanto tenga claro cual es el camino, comenzará la fase de pruebas.

***

Otra investigación es en relación con los vientos. Estos no son lo que son, sino otra cosa. A veces creo que ya lo sé, otras se me van las ideas o las considero caminos enrevesados. Los vientos son algo que sólo puede existir si hay un sistema solar, y siendo un sistema solar lo más fascista que se puede uno echar en el universo, los vientos no son de fiar. No me interesa tanto su procedencia real, sino como lograr inmunizarnos contra sus dantescos efectos sobre la piel, humedad y estabilidad eléctrica, termo-eléctrica, estática y de cargas del organismo y de las células en particular.  Busco no el aislamiento, que es algo que tenemos más o menos a mano, sino poder vivir a pesar de ellos y sin restringir nuestras posibilidades. Los alinimales-seres-agua con pieles muy gruesas y mucha grasa corporal son la respuesta del aislamiento a nivel natural, y no considero esa evolución como tal para los humanos-seres-agua, porque sino ya la hubiéramos tomado hace miles de años.

Son cruciales los vientos. Nadie repara demasiado en ellos, pero debería. Si aumentan algo más, se multiplicarán los problemas de todo tipo.  En ese tema conviene perder unas cuantas horas, y de ir pensando…

***

Otra línea abierta es la de la perforación directa de las densidades. Una vez perforada la piel, no hay vuelta atrás. Las siguientes capas también han de ser perforadas, y no para ser muy macho, sino para conectarse a todas las densidades. No sé que más añadir por ahora a ese tema, porque mis caminos en él son poco agradables de momento.

***

Otra línea es la de la estática en general y la ilusión de algo. Si yo observo desde la imaginación a mi mismo cuando he realizado algún acto (observo el recuerdo, o la acción misma en acción), también existe la posibilidad de observarme como me observo, y así hasta el infinito. Eso es así, y por mucho que cueste integrarlo, habrá que hacerlo. Es posible que sea la fuente de sorpresas, porque se acerca a que en realidad nada ni nadie se mueve, no hay flujo de nada, no existe el traslado de un lado a otro, no andamos nunca y vernos en un coche es algo sumamente imposible. Yo aún no lo comprendo, pero sé que es así (sin comprender, repito, no comprendo para nada lo que siento). Esa es la línea que menos me gusta a la hora de ir por ella, porque me entra verdadero pánico de seguir. Aún así, cada día le meto una cuña más.

***

Estoy estudiando también los efectos de las aguas nuevas frente a las aguas contaminadas o parcialmente contaminadas. Por ejemplo, si llueve, conviene beber agua embotellada, la mala, y mantener la presión interior del agua para que las aguas de lluvia no entren. Lo mismo cuenta para un día muy húmedo, etc. Esas aguas húmedas o son demasiado contaminadas o están en un grado de pureza que causa demasiados cambios físicos al mezclarse con las interiores. Conviene por tanto beber, no para saciar la sed, sino para mantener un cierto grado de suciedad, y ser uno mismo quien va decidiendo si ya soporta más o menos aportaciones extras.  Y sí, hay un proceso de entrada de aguas puras en el planeta, pero no comprendo aún si es desde dentro de la Tierra, o desde fuera, o desde ambos planos a la vez. Pero al menos ya sé que manteniendo el grado interno a voluntad, mejora inmediatamente mi estado de salud.

***

No estudio la luz demasiado ahora. Es demasiado fuerte y hasta que mis córneas no hayan desarrollado por completo la sombra de filtro, lo único que ganaría son lesiones por torpe. Lesiones que además la córnea se autoinflinge tontamente en ese particular caso. En cambio recomiendo no exponerse a esa luz, y si se está en casa, aprovechar el poder bajar el nivel de luz, tanto de día como de noche.

La luz nueva no es luz como la conocemos. Es luz negra brillante, extremadamente brillante. De noche parece que las bombillas rinden mucho más que nunca, y eso es porque no son ellas, sino la luz negra brillante. Es más lenta que la luz solar, pero envuelve.

Habrá que ir acostumbrándose lentamente. Sabré que en mi el proceso está terminando, en cuanto vuelva a coger las cámaras. Es decir, vosotr@s lo sabréis de mi, en cuanto salgan fotografías de nuevo en el blog.

***