Enunciado de la teoría:

Las almas eligen los cuerpos, y en líneas generales como van a vivir la vida en ese cuerpo. Una vez que están conectados al cuerpo, existe un riesgo: que el planeta dónde está ese cuerpo esté rodeado de un campo electromagnético que atrapa a las almas cuando el cuerpo deja de funcionar.

.

.

.

Esa teoría encaja con:

–         matanzas masivas y constantes en el planeta Tierra porque hay que llenar el campo electromagnético entorno a la Tierra.

–         Violencia constante, enfrentamiento constante para que el número de víctimas sea alto, su grado de consciencia prácticamente anulado por el miedo, y las posibilidades de unión entre personas conscientes se reduzcan a cero. Véase Waco.

–         Envenenamiento y guerra contra la salud, que va en crescendo desde siempre, pero que en los últimos veinte años ha tomado dimensiones dantescas. Que nazcan muchos, y que mueran rápidamente. Esto en cualquier granja se conoce como cebado forzado. Si nos miramos en el espejo, nos podemos asustar de lo cebados que podemos acabar.

–         Tapar el cielo ante el cambio de frecuencia Schumann y cambio de frecuencias de luz del Sol, así como cualquier otra frecuencia que pueda llegar desde el espacio. Esas frecuencias cambian el ADN de los cebados, y les hace conscientes de ser ganado. No se puede permitir eso en una cadena de producción.

–         Control masivo de la humanidad por representantes y empresarios, militares y religiosos claramente psicópatas. Ninguna sociedad elegiría libremente a los más peligrosos como líderes, sino que los trataría la grave enfermedad, la más antisocial y anti-vida posible. Sólo psicópatas pueden firmar tratos con quien se lleva las almas.

–         Sistema de premio de los psicópatas. Claramente quien más mata, más destruye y más crímenes comete, se convierte en el empresario del año, de la década o incluso de los siglos. Sólo una sociedad prisionera puede no haber respondido jamás a ese sistema de valores. Sólo una sociedad encarcelada no es capaz de quitarse sus verdugos de encima.

–         Las bolas blancas, que posiblemente sean los responsables de que no estemos muertos ya el 80% de la humanidad. Se soltó radioactividad sobre USA días antes del terremoto provocado en Japón. Se soltó seguramente sobre medio planeta, para luego escudarse ante la tontería de los reactores abiertos. No funcionó. Ni lo de Japón, ni la radioactividad desatada días antes. Sí se observan bolas blancas en vídeos de japoneses, que extrañamente han tardado un mes en hacer aparición. No es que no estuviesen publicados ya, sino que ahora se les encuentra.

–         Las nubes plasma. Absorbieron la radioactividad y la transportaron a vórtices abiertos hacía el espacio. He descubierto en las fotos de las nubes plasma tal cantidad de bolitas, que no me queda la más mínima duda de que son ellas las que modificaron las nubes para que pudieran transportar en tuberías y conexiones la radioactividad. Lo de Haarp en las nubes es el intento de estrangularlas, de romperlas, de dar al traste con la operación. No funcionó, porque estamos vivos. Ganaron las bolitas, ganamos nosotros.

–         Que nunca ningún ser humano salió más allá de unos cuantos cientos de kilómetros de la Tierra en el espacio. No puede, porque hay unos anillos o clusteres de radiación, oficialmente reconocidos, que fríen prácticamente a todo ser orgánico en milisegundos (Van Allen).

–         Que nos hemos encontrado en los últimos años con pruebas irrefutables de civilizaciones humanas que vivían en este planeta Tierra hace 5 millones, 30 millones, 60 millones, 300 millones y hasta 2.300 millones de años. Sólo sociedades que desaparecen casi por completo pierden la relación de su Historia, pierden la memoria de los pueblos.

Habrá más, ustedes dirán.

Ahora vienen los problemas de esa teoría:

–          ¿cómo es que estas sociedades no lograron sobrevivir?

–         Y nosotros creemos que sí, que de hecho tenemos ayuda y que vamos a ganar esta. ¿No será que ese fue el truco con el que cayeron todas las demás?

–          ¿Qué hacen con las almas que capturan?

–         ¿Cómo es que el universo entero sirva para que algunos indeseables se monten un chiringuito explotando un planeta, capturando almas?

–         ¿Las almas son tan torpes que no pueden preveer la mierda en la que se están metiendo?

–         ¿Es posible engañar a las almas y que nadie echa de menos a las almas que no vuelven a salir del planeta?

–         ¿Por qué nosotros ahora, y todas las demás civilizaciones no?

–          ¿Cómo pueden pasar “nuevas” almas sin quedar afectados por la trampa? ¿Por ser puras aún?

Habrá muchos más problemas de la teoría, que ustedes también indicarán.

Pero si tomamos el último apunte, y nos imaginamos a esa civilización que está a punto de desaparecer haciendo un salto fuera del planeta, es decir fuera del cinturón de captura en el espacio… entonces se explicaría que no quedara apenas nadie. De hecho, quedarían solamente los psicópatas de cada civilización.

Me explico: Supongamos que hay cincuenta mil millones de almas que llegaron al planeta en los últimos mil millones de años. No llegaron de golpe, sino poco a poco. Creció la primera sociedad, se hizo grande, inmensa, posiblemente paradisíaca… y aparecieron los carceleros para convertir a la sociedad en ganado. Mientras que el ganado no puede escapar, la producción de carne/almas es constante, y el número de la población humana no decrece, sino crece. Llegan más almas, y las almas que dejaron los cuerpos, vuelven a la Tierra ya que ese debe de ser el truco del carcelero.

Bueno, entonces aparecen las vibraciones y frecuencias que dan al traste con los planes de los ganaderos de almas (lo que explicaría que efectivamente hay un sistema que prevé directa- o indirectamente esas trampas y les pone remedio). Una alma consciente es capaz de sortear la trampa. Y así, masivamente se escapan las almas tan pronto que Sol, Universo entero, etc. vibran más allá de las narices de los carceleros y sus socios psicópatas.

Eso es cuando la población mundial decrece inmediatamente. No nacen más niños, cada vez menos, hasta el nivel de goteo constante que acompañó la Tierra durante todos los tiempos. Y eso… acostumbrados a billones, no entra en ninguna mente comercial y psicópata.

Así que, lo que hacen ahora es intentar evitar que nos escapemos masivamente. No les preocupa para nada matar a su ganado, ya que saben que una alma necesitará muchos años hasta que llegue a la consciencia (normalmente). Cuantos más humanos se carguen en los próximos dos años, más ganado les quedará en cuanto la Tierra vuelva a zonas normales o la frecuencia Schumann (por ejemplo) baje de nuevo.

Esto implica que los psicópatas mayores son inmortales. Sus super-amos, los carceleros, también. Unos treinta o cuarenta en Tierra. Otros dos a tres mil en Marte ya. Los carceleros estarán a punto de llegar, porque así nos podemos explicar esas malditas prisas que los psicópatas han impreso en la sociedad.

Cifras comprobables, esas de la población mundial.

Contramedidas:

Bueno, esta parte también es fácil de explicar.

–         empezar a pensar en sistemas de protección contra la radiación electromagnética

–         distribuir el conocimiento multiplicando la actual velocidad de transmisión y número de receptores

–         provocar el máximo retraso en todo lo que los gobiernos intenten hacer

–         copiar sistemáticamente toda información que valga y guardarla en discos duros protegidos contra radiación electromagnética mediante sistemas encontrados para tal uso, transcripción a papel y otros soportes de la escritura e imagen.

–         no perder más tiempo en gritarles a los psicópatas. Ignorarlos y correr para que cada segundo signifique un alma más en la lista de l@s conscientes.

–         Ir a votar, y votar a cualquiera. En caso contrario, tendrán causa justificada para declarar el estado de sitio, algo que les facilitaría enormemente las cosas

–         Crear medios alternativos a Internet para aumentar la capacidad de transmisión de la información, así como minimizar los riesgos de quedarnos aislados de nuevo.

–         Hacer todo esto en menos de un año, si es posible en un día.

Razones:

Bueno, una.

Independientemente de que si es cierta o no la teoría, tendríamos que hacer eso de todas formas.

Cositas fuertes relacionados con la teoría:

–         el problemón que tenemos con la muerte. Almas que entran en un circuito cerrado de renacer siempre en el mismo planeta forzosamente quedan inhibidas. No se desarrollan apenas en tiempo de vida física, y no acceden a planos distintos. Si un alma ha tenido que nacer un millón de veces es bastante comprensible que no hace otra cosa que eso: renacer. Ha perdido gran parte de su potencial, y transfiere esa falta de superación del obstáculo a cada nueva existencia.

–         el que no hemos establecido jamás contacto con nadie que haya muerto (ojo, me refiero a lo que la ciencia denominaría como contacto, algo cotidiano y fácil de hacer en todo caso). Para contactar con quienes dejaron los cuerpos, habría que ir a visitarles, y la visita a esa cárcel parece estar restringida a muy pocos elegidos. Los demás ingresan como prisioneros.

–         los rumores de los círculos más altos en la sociedad sobre su afición a matar, asesinar y hacer cosas mucho peores aún con todo tipo de seres, pero especialmente humanos. Todos sabemos que matando de forma gratuita, con maldad y saña marca a cualquiera. Los ritos, cuyos rumores están llegando cada vez más a la superficie, serían entonces sistemas para marcar a determinados elegidos. Estos, al morir, también van a la cárcel, pero renacen no como ganado cualquiera, sino de nuevo entre el ganado de elegidos. Es interesante comprobar que todos los dirigentes de hoy, absolutamente todos, están relacionados con sectas, órdenes o grupos que practican ritos de iniciación secretos. Y los anteriores a ellos. Y los anteriores a estos. Etc. Es un sistema de selección y de examen. Si la alma en cuestión ha evolucionado, ya no querrá pertenecer al clan de pseudo-zombies-humanos, y simplemente se autoexcluye de formar parte del clan. No superará la prueba de la violencia, o esa prueba incluso le destruye. Un sistema ingenioso, prácticamente invulnerable.

–         la razón de que el 99.9 porcien de los que controlan el mundo no tienen corazón, ni pizca de humanidad. Están fuera de ella, aún siendo humanos, y no les hace falta la bondad, sino que precisamente la bondad es el mayor peligro para ellos mismos. Cómo les entre, pierden el vagón de la vuelta en condiciones. Así que, se vuelve comprensible que se empeñan en ser malísimos, brutales y asquerosos en sus costumbres innombrables ya para mi psique.

–         el problemón con la insaciabilidad. Sólo una alma que teme volver a ser únicamente alma aprovechará hasta reventar la vida. Establece así un vínculo con el planeta que le ha de devastar. La vida es una especie de libertad para una alma que acaba de salir de la trampa de los carceleros.

Lo que más me gusta de esa teoría:

Que quienes pueden comprenderla básicamente, no volverán a ser encarcelados, sino que evolucionarán fuera del sistema. Son posiblemente los responsables de las variaciones abruptas de frecuencias, o tienen que ver en los factores que permiten llegar a la consciencia de la teoría. Es así como actuaríamos al escaparnos: asegurar que los demás también puedan encontrar el camino.

Lo que menos me gusta de esa teoría:

Que hasta ahora no ha sido capaz de superar a los carceleros de forma definitiva, sino que se repite cíclicamente una civilización tras otra.

Que sigo sin comprender la función de los carceleros en un marco cósmico, y que no me explica la teoría lo que hacen con las almas, salvo si fuesen capaces de extraer la capacidad de evolución y usarla para fines que se me escapan ya por completo. De hecho, no creo que saberlo me ayudaría, puede que todo lo contrario.

Resumen de los mios:

A la velocidad que vamos, un porcentaje muy alto de la humanidad no volverá a la cárcel. Al paso que van los carceleros o sus lacayos, otra parte importante seguirá mirando la tele, dejando pasar toda oportunidad posible. Creen que la consciencia es algo místico, con aura brillante cegando al malo, y cuando se miran en el espejo (la tele), sólo les queda ver que siempre queda alguien con menos posibilidades de llegar a ser conscientes. El mayor problema no es por tanto el poder establecido, sino que no se sabe lo que es eso de ser consciente, y que se prefiere ser inconsciente ya que ofrece una vida más fácil (que es dónde el sistema se engancha y propaga).

Abierto a vuestros comentarios. Y que quede claro: quien ha llegado hasta aquí – aunque no comparte la teoría – comprendiendo el funcionamiento del sistema del planeta prisión de almas, es consciente. Leer este texto y verlo como una película ya muy loca y pasada de vueltas, significa ser consciente. Cuestionar este texto, es ser consciente.

Para Triunfia, que sé que me está viendo:

Este texto y – todos los que le seguirán – están dedicados especialmente a Triunfia, que me acompañó durante los últimos 18 años enseñándome a vivir, a ser mejor persona, a evolucionar y a perdonar. Su alma me supera en miles de niveles, y vino a mi para protegerme, enseñarme y guiarme. Estará pendiente de mi, y ahora sé, de todos nosotr@s.

La clave de nuestra supervivencia como raza, como seres, como planeta y como almas, está en los animales, que como sabéis llamamos aquí en Sombrasbaúl los Alinimales, es decir los aliados-animales.

No voy a estar de luto, porque eso no viste ante semejante grandiosidad. Lloraré de vez en cuando, y cada lágrima será el caldo de cultivo para un universo libre, en paz, en progreso y evolución.

Puede pensarse que el texto y las formas, mi cansancio y debilidad se mezclan en la teoría. Quienes me conocen más a fondo, saben lo que hago con las moscas. Fue Triunfia quien me enseñó, cuando me trajo el primer pájaro herido para que lo curara, en vez de hacerlo como lo suelen hacer los demás en casa, que es para jugar un rato con el pobre bicho antes de …

Ella me enseñó que el fin de la vida es mentira, incluso físicamente. Es una herencia que llevaré lo mejor que pueda, y siempre será muy poco en relación con lo que la maestra Triunfia sabe hacer.

Mis dudas de publicación quedan resueltas. La teoría es válida, aunque con bastante retoques y mejoras. Lleva el espíritu de una alma gata que no comprendo como pudo elegirme a mi, cuando debe de haber billones de personas más indicadas para semejante honor que no tiene parangón en esta Tierra, salvo en las demás visitas de almas gigantescas como la de ella a otr@s.

Así que… estoy con la teoría. Falta integrar en ella muchas cosas, pero una que no debió de faltar era precisamente la clave de todo, los alinimales.

Vamos a volar. Os lo aseguro, y lo aseguraremos. A esta prisión y sus carceleros le quedan dos telediarios.

Triunfia? Forever!