(Este texto-cuento sobre la invasión contiene más de 50 fotografías de OVNIS sin cuento)

Día 1 de la invasión / Jueves, cinco de mayo de 2011

“¡Mi general, mi general!”

– “Pase, comandante. ¡Descanse! ¿A qué viene tanto alboroto?”

“Nos están anulando los chemtrails, mi general!”

-“Pero que dice, insensato. Los chemtrails no se anulan. He mirado el mapa hoy y hemos sembrado para una semana.”

“No sirve, mi general. Lo que ve… es plástico con vapor de agua. Los metales, los ácidos, los reactivos… esos… ejem… NO ESTÁN!”

– “Me está poniendo nervioso. ¿Cómo que no están”

“No hay apenas conductividad. No podemos transmitir, ni recibir apenas. El Haarp está sin campos de impacto. No conduce, mi general, ni un miserable 5%.”

– “Mande los Stratobombers con la mezcla triple. Será un problema de la mezcla, ya nos ha pasado en otras ocasiones.”

“Si mi general, a sus órdenes, mi general.”

Pasan dos horas. El general recibe informes cada vez menos alentadores. Vayan por dónde vayan los Stratobombers, con sus gigantescas estelas, éstas se deshacen, o se convierten en nubecillas que no sirven más que para decorar el cielo.

Llegan nuevos informes, en los que salen las fotografías que le explican al general lo que está ocurriendo. Están perdidos. Ha comenzado la invasión, y lo primero que están haciendo, es comerse los metales pesados de los chemtrails.

Hay imágenes que al general le producen escalofríos. Estaban avisados de que vendrían, pero al verles tan masivamente persiguiendo y jugando con los aviones, deprime la moral del militar. Se ve claramente que están jugando.

Las cifras son áun más desoladores. “Calculamos una media de 45 unidades por avión de fumigación, normalmente acompañadas de unidades más grandes que se quedan en posiciones de vigilancia. Otras patrullan el recorrido.” El informe termina con la lista de las 3.208 operaciones del día… tiradas por la ventana. Ni un gramo de metal queda en las nubes.

“Se lo han tragado todo.” El general habla consigo mismo, mientras vuelve a mirar una y otra vez las imágenes. No sabe que hacer ahora. No se atreve a informar más arriba. Sabe que tendrá que hacerlo, pero también sabe que esas bolitas son el fin de su carrera.

[Imágenes del general en camino. Digamos no del general, que no saldría favorecido en ellas, sino las imágenes de la pequeña gran invasión que hoy, día 5 de mayo ha acabado por producirse. Objetivos de la invasión celeste: chemtrails.  Modo de actuar: posicionarse a lado del chemtrail y tratarlo. A veces en paralelo, a veces varios en línea.  Tamaño de los objetos: difícil de saber, pero de un metro y medio de diametro a quizá tres metros. Forma: esfera con lazo o donut. Color: gris metálico. Velocidad: desplazamiento casi instantáneo.]

Hora prevista de publicación de las imágenes: poquito a poquito, a medida que soy capaz de aprovechar los minutos que me deja el curro. En total publicaré unas diez imágenes. Las primeras con ayuda de ampliación, las siguientes sin más para que os entretengaís a pillarlos, que hay para encontrar a Wally en cada esquina.

No, no es broma. Sólo salí a comprar. No hice más que eso.  Está petado el cielo.

Aquí tenéis una que ni siquiera tengo que ampliar. Será suficiente con que le deís clics hasta el tamaño máximo, y luego miréis tranquilamente cuantos podeís contar.

objetos_dia_5_mayo_001

objetos_dia_5_mayo_001

He buscado un nuevo sistema para resaltar y ampliar. La sombra apunta como flecha a cada objeto en cuestión. He ampliado poco, para no distorsionar. No hace falta. Es impresionante ya de por sí. Las imágenes son grandes, descargadlas para ampliaciones en vuestros editores. Sólo jpeg, no raw. Lo siento, mi cámara se vuelve lentísima con raw. Pero da igual, ya veréis que no importa. Ya caerán más de cerca.

objetos_dia_5_mayo_002

objetos_dia_5_mayo_002 (resalto los que veo con prisas, seguro que hay más, y seguro que he tapado alguno con la ampliación del avión. Pero fijaros en el 'reflejo' de... una quinta turbina? ¿Sin chemtrail?

objetos_dia_5_mayo_003

objetos_dia_5_mayo_003 - aquí podéis ver a tres que van subiendo hacía el avión. Van en línea. Hay algunas en las nubes, otras pululando. Tiene que haber más que no he señalado. También hay algo con el avión que me intriga (¿bolitas pegadas?)

objetos_dia_5_mayo_004

objetos_dia_5_mayo_004 - Esta os muestra a una bola chupando del chemtrail (descargad la imagen, ampliad al 200 porcien, y veréis los hilillos salir del chemtrail curvado hacía la bola)

Tened en cuenta que eso es lo que queda del chemtrail del bestias que veis más arriba. Es decir, nada. Anulado.

objetos_dia_5_mayo_005

objetos_dia_5_mayo_005

Así es como se aproximó. Me llamó mucho la atención ese día que las colas de los chemtrailers eran cortas, o que quedaban cortadas. Mirad a la izquierda de la imagen, hay un chemtrail sierra abandonado y deshecho. Ni se expande como es debido. Entorno al

avión chemsopa, que no trunca el blanco del Sol. Nada de trazas de reflejo metálico. Os recomiendo no intentar ampliar en búsqueda de bolitas, que la lente está abierta aquí al máximo y eso da normalmente al traste con encontrarlas (demasiado alejadas).

Aquí debajo, en las siguientes imágenes nos sale el chemtrail con un reflejo de luz roja, que es de la lente. Suelo usar los reflejos para filtrar la luz, en este caso quise filtrar el chemtrail (no sabía que estaba fotografiando objetos), para luego poder determinar por el color resultante si me podía dar pistas sobre su composición. He cortado la imagen en tres trozos ampliados más abajo:

objetos_dia_5_mayo_006a

objetos_dia_5_mayo_006a

objetos_dia_5_mayo_006 - ampliación 1 -

objetos_dia_5_mayo_006 - ampliación 1 -

objetos_dia_5_mayo_006 - ampliación 2 -

objetos_dia_5_mayo_006 - ampliación 2 -

Ampliación 2: Muestra una perforación clarísima en el chemtrail. De muy mala manera además. Quirúrgico.  No. Lo que muestra es otra bola, pero mejor definida por el fondo blanco y reflejando la luz del propio chemtrail. A ver si me fijo más. Perdón.

objetos_dia_5_mayo_006 - ampliación 3 -

objetos_dia_5_mayo_006 - ampliación 3 -

objetos_dia_5_mayo_007

objetos_dia_5_mayo_007

007: Aquí estamos viendo un avión (que no vi al hacer la foto), un pájaro a la derecha (que pensé que era un pájaro, pero ahora … ) y bolitas. El tema aquí es que estoy fotografiando una zona despejada, dónde los chemtrails fantasma me llaman la atención por algo. Su debilidad acentuada, eso lo sentí enseguida. No me fío del pájaro, pero no creo que haya tenido tanta suerte de pillar además otro tipo más de objeto. Cuidado con el pájaro, okis?

objetos_dia_5_mayo_008

objetos_dia_5_mayo_008

objetos_dia_5_mayo_009

objetos_dia_5_mayo_009

009: Me molesta la luz y subo la velocidad o cierro el diafragma. No he mirado el exif. Y bum, pillada total.

objetos_dia_5_mayo_010

objetos_dia_5_mayo_010

objetos_dia_5_mayo_011

objetos_dia_5_mayo_011

La o10 y la 011 os muestran un poquito lo raro que era el día, digamos para los chemtrailers. Las nubes sanísimas, y no se veían frenadas por la capa chemtrail. Yo no sabía nada de las bolas, simplemente alucinaba con lo fuertes que estaban las nubes, la buena luz reinante a pesar… a pesar de un baño de chemtrails a tope. Creo que son importantes esas imágenes para de alguna forma mostraros esa situación del todo incongruente para quienes miramos el cielo todos los días. No sé si contienen bolitas, no he mirado con ampliación. Me gustan esas imágenes, hablan más que las palabras.

objetos_dia_5_mayo_014

objetos_dia_5_mayo_014

014: Las nubes parecen estar llenas, pero no lo sé. Fijaros en todo caso en la cosistencia del chemtrail.

objetos_dia_5_mayo_015

objetos_dia_5_mayo_015

015: Y mirad como ha quedado a los pocos segundos. Ya sé que parece un contrail, pero si ampliais, vais a ver el arcoiris de los metales pesados en las nubes en la primera imagen, pero en la segunda… sayonara, chembaby, sayonara ipso facto. Además, ese es el avión que dejó un chemtrail antes de que viniera el bestias, en la imagen #005 (resto de chemtrail a la izquierda de la imagen). Un chemtrailer que no da ni para contrail. Un poco más, y se comen al avión, jejeje.

objetos_dia_5_mayo_016

objetos_dia_5_mayo_016

016: He metido la ampliación en el blanco de las nubes, por si acaso la zona azul contiene más información. A mi me llama la atención ese agujero que tiene el chemtrail. Parece una picadura, y es tan redondita como las bolitas… no creo que es complicado comprender a que se dedican esas bolitas malas. Pobres generales, les han tocado bolitas precisas en su juego. Ese debe de ser el agujero de entrada y salida de una bolita. Succionan a partir de ese agujero tanto en una dirección, como en la otra del chemtrail. Por eso la zona del agujero se mantiene aún densa. Es la zona de la mordida, siempre salpica y algo queda. Si yo fuera piloto, no volvería a subir allí arriba. Piloto chemtrail, digo.

objetos_dia_5_mayo_017

objetos_dia_5_mayo_017

017: volvemos a la llegada del bestias. Esta vez para observar otra incongruencia, aunque no me refiero a las bolitas.

objetos_dia_5_mayo_018

objetos_dia_5_mayo_018

018: Más bien es la silueta de un avión que está sobre el chemtrail. Primero pensé que sería su sombra, rompiéndome la cabeza de como lo habría logrado el piloto.

objetos_dia_5_mayo_019

objetos_dia_5_mayo_019

019: Hasta que descubrí que no era una sombra del bestias, sino otro avión. Creo entender que totalmente quieto, o volando en dirección al chemtrail. O más lejos que el mismo.

objetos_dia_5_mayo_020

objetos_dia_5_mayo_020

020: Hasta que lo descubrí de nuevo, aunque ya es complicado de ver. Se movía de alguna forma con el avion, pero… no sé como. Siempre está en esa misma posición, apuntando a los chemtrails. No lo llevo pintado en la cámara, me he asegurado de que no.

objetos_dia_5_mayo_021

objetos_dia_5_mayo_021

objetos_dia_5_mayo_022

objetos_dia_5_mayo_022

objetos_dia_5_mayo_023

objetos_dia_5_mayo_023

objetos_dia_5_mayo_022_2

objetos_dia_5_mayo_022_2

Así empezó a bajar el Sol. Traspasaba con facilidad las capas ex-chemtrail. Luego pasaron dos aviones. Pero bueno, ya sabéis quienes estaban esperándoles.

objetos_dia_5_mayo_023_2

objetos_dia_5_mayo_023_2

objetos_dia_5_mayo_024

objetos_dia_5_mayo_024

Esta imagen, la 024 certifica que se trataba de ex-chemtrails. La luz no se refracta, sino que traspasa directamente el mantillo de nubes finas, dejando ver de nuevo y por segunda vez (la primera fue el día 26) nuestra atmósfera baja contrastada con la capa inmediatamente superior.

objetos_dia_5_mayo_025

objetos_dia_5_mayo_025

Esta es un regalito de buenas noches.

Se hace tarde y mañana tengo que atender a temas importantes en mi vida personal, así que no puedo trasnochar. Hay  más imágenes, y puede que mañana de todas formas el cielo vuelve a estar lleno.

Un día genial. No voy a poder avisar a nadie de las páginas más amigas, así que, si me hacéis el favor, que yo ahora me voy a clapar y mañana no pienso atender el ordenador hasta haber devuelto mi niña del hospital y tenerla en casa en perfectas condiciones. Eso puede ser todo el día, así que, si sois nuevos para comentar, perdonad el retraso que va a haber hasta que pueda dar luz verde a vuestros escritos, avisos, preguntas, etc.

Abrazos, solarian@s.

Miguel

[06 de mayo: no ví ayer que no había subido la 012. Imperdonable, como enseguida comprobaréis:

objetos_dia_5_mayo_012

objetos_dia_5_mayo_012

Día 2 de la invasión / Viernes, seis de mayo de 2011

– “¡A sus órdenes Comandante Supremo!”

El general golpea fuerte bota contra bota, suelta la mano en diagonal y se gira como se fuera un muñeco de Blade Runner, pero de los defectuosos. Las últimas horas han restado mucho a su compostura. No es para menos.

A pesar de eso, y cuando ya ha franqueado la puerta de acceso al núcleo de la Comandancia Superior, se le escapa una sonrisa, más al interior que se había quedado vacío durante las primeras horas de la invasión. Vacío de todo, sobretodo de saber que hacer ahora. Ahora ya no sentía esa falta de confianza en si mismo, no la echaba de menos porque había vuelto con las órdenes del superior, del Jefe Supremo en persona.

“Generales, hoy van a fumigar a dos mil metros más de altura. Hemos analizado las imágenes, y estos bichos no serán capaces de seguirnos. De todas formas, usen la táctica del Abaníco-Rico (los generales se miren entre sí al escuchar esas palabras, un código entre el mando supremo)… y nosotros nos encargaremos de las bolitas con unas cuantas cargas Haarp que no se esperan esos cabrones.”

El general, como los demás se fueron de ese núcleo superblindado con el ánimo de nuevo por los cielos. Al fin y al cabo sólo eran bolitas, y ahora que los vastos complejos de laboratorios estaban analizando la situación, enseguida se les acabaría la tontería de comerse metales pesados por la cara.

Así fue como la Guerra contra los Chemtrails se extendió a varios miles de metros más hacía el espacio. Fumigando en capas de subida, para cumplir con la órden del Abanico-Rico. Un trabajo peligroso para los pilotos, porque tenían que pasar por la sopa plasma ellos mismos, lo que siempre acababa en turbinas listas para el desguace tan pronto que se enfriaban.

Una maniobra igual de inútil que todas las anteriores. Ni siquiera pensada por el Mando Supremo para ganar la batalla, que ya daba por perdida al ver como no se le levantaba al Haarp la tensión ni bombardeando viagra radioactivo sobre las nubes. Lo que más le importaba ahora al Mando Supremo era seguir siendo Mando Supremo. No tenía las ventajas de unos generales, que podían acudir a quien tomara la decisión correcta. Era la decisión correcta. Un lugar así no permite que se vea como unas bolitas se cachondean de un aparato militar que se precie de invencible, superpoderoso y peligroso.

A dos mil metros más de altura, no se iban a ver. Pasaría el día sin avistamientos de bolitas. Normalidad. Todo normal, nada ha ocurrido aquí. Que hicieran las bolitas lo que quisieran, ojo que no ve, corazón que no siente. De todas formas algo de la radioactividad tendría que notarse en la población. Quizá sería el momento de culpar a las bolitas de ella.

El Mando Supremo se sentó en su sillón especialmente adaptado a su figura. Encendió las pantallas de avisos urgentes y sonrió al comprobar que nadie había captado nada en las zonas críticas.

Normalidad. El silencio era esa normalidad que tanto le gustaba al Mando Supremo. Para que se escucharan mejor los disparos del mismo.

Se le congeló la cara estupificada de autosatisfacción cuando vió una imagen aparecer en los avisos. Luego otra. Luego cinco más.

***

objetos_dia_6_mayo_001

objetos_dia_6_mayo_001

objetos_dia_6_mayo_002

objetos_dia_6_mayo_002

objetos_dia_6_mayo_003

objetos_dia_6_mayo_003

objetos_dia_6_mayo_004

objetos_dia_6_mayo_004

***

En el puesto de mando se lo pasan pipa. A fumigar a tope, incluído con material reservado para la destrucción total. Salen todo tipo de bombarderos, cargados hasta los topes con el veneno. Siembran el cielo en capas. La primera, de contención. La segunda de radioactividad. La tercera de contención. La cuarta de metales pesados. Así, durante horas.

Los pilotos se miran cuando ven que tipo de camiones se largan del hangar. Saben que las misiones son especiales, y tiemblan. Rezan de que las rutas de los otros no lleven por encima de sus hogares. Rezos que saben inútiles.

Pero el chip que les implantaron no permite la desobediencia. “Vuestras familias estarán bien, cuidaremos de ellas, cuidaremos de todos.” Las palabras que entonces parecían la solución a los males por venir, ahora no son más que pantomina. Los trajes anti-radiación de los operarios gritan el mensaje de forma bien distinta.

***

Cuando el comandante supremo se enteró de que los chemtrails habían sido liquidados de nuevo, cuando supo que se había visto como habían fracasado en mostrarse como los más fieros, y cuando le informaron de que la dósis que sí llegó hasta tierra no causaría más que dolores de cabeza y algún que otro hinchazón de cuello… sonrió a los generales, mostrando una vez más aires de saberlo todo. Por dentro hervía, porque ya no sabía que hacer con esos inútiles, mientras que el ejército de mujeres y hombres libres se formaba y crecía sin saberlo.

Se acostó con la seguridad de haber perdido casi 1300 metros de altura del espacio aéreo sobre todo el planeta en menos de 48 horas. De que sus armas de aniquilación masiva iban a ser neutralizadas una y otra vez. Que con cada hora de sol sobre los seres, estos iban a experimentar todos los cambios que tantas generaciones había costado mantener bajo el miedo.

"... y soñaba ..."

"... y soñaba ..."

‘Mañana mismo verán de lo que soy capaz’, se dijo somñoliento, pero incapaz de dormir. En sus sueños alocados fue perseguido por una horda de niños que no paraban de pintarle con lápices de colores y pinceles.

“Esto es un cuento, esto es un cuento…” decían, incansablemente. “Este es un cuento, esto es un cuento…”.

Al día siguiente, el comandante supremo comete dos errores garafales. Dicen las malas lenguas, que fue porque le venían “voces”, y que no estaba muy concentrado que se diga cuando dió las órdenes equivocadas.

***

Un aula cualquiera en un pueblo cualquiera. Los niños están dibujando. Una niña se acerca al profesor y le pide el color negro. “Es para un cuento”, le dice al profesor, y mancha el dibujo de colores ya hecho:

“Esto es un montón de colores que eran amigos y entonces la cosa negra entró y lo manchó todo. Pero como ellos eran amigos se ayudaron para borrar a lo negro. Lo negro era más fuerte y se ponía encima de ellos para que ya no fueran amigos. Pero ellos le echaban colores por debajo hasta que se fuera. Al final entre todos le echaban colores y desapareció. Y todos se quedaron contentos.”

Imágen y otras obras de la luz de los niños: Haz clic aquí.

***

Imágenes que ilustran el doble cuento, aunque carecen de esa intención por completo:

fumigación_masiva_fallida_dia_6_mayo_006

fumigación_masiva_dia_6_mayo_006

fumigación_masiva_dia_6_mayo_007

fumigación_masiva_dia_6_mayo_007

objetos_dia_6_mayo_020

objetos_dia_6_mayo_020

020: Cada vez más grandes, hay que ver. ¿Y éste que lleva, una cámara?

fumigacion_fallida_dia_6_mayo_021

fumigacion_masiva_dia_6_mayo_021

fumigación_masiva_dia_6_mayo_022

fumigación_masiva_dia_6_mayo_022

fumigacion_masiva_dia_6_mayo_023

fumigacion_masiva_dia_6_mayo_023

fumigación_masiva_dia_6_mayo_024

fumigación_masiva_dia_6_mayo_024

chemsopa_plasma_dia_6_mayo_008

chemsopa_plasma_dia_6_mayo_008

fumigacion_anulada_dia_6_mayo_009

fumigacion_fallida_dia_6_mayo_009

fumigación_fallida_dia_6_mayo_010

fumigación_fallida_dia_6_mayo_010

fumigacion_fallida_dia_6_mayo_011

fumigacion_fallida_dia_6_mayo_011

fumigacion_fallida_dia_6_mayo_012

fumigacion_fallida_dia_6_mayo_012

fumigacion_fallida_dia_6_mayo_014

fumigacion_fallida_dia_6_mayo_014

fumigacion_fallida_dia_6_mayo_015

fumigacion_fallida_dia_6_mayo_015

chemtrails_muertos_6_mayo_016

chemtrails_muertos_6_mayo_016

fumigacion_fallida_6_mayo_018

fumigacion_fallida_6_mayo_018

fumigacion_fallida_dia_6_mayo_019

fumigacion_fallida_dia_6_mayo_019

Apuntes: Las imágenes de hoy dejan constancia de que han subido unos 1.500 metros el techo de los chemtrails. El resultado ha sido desastroso para los fumigadores, ya que crearon una sopa densa de chemtrail, que enseguida perdió toda capacidad de refracción. El sol la traspasa sin cambio de color, sin teñir, sin reflejo que delate la presencia de metales.

Por la tarde se deshicieron la mayoría de los chemtrails huérfanos. La sopa-plasma se convirtió en bancos de nubes blancas, es decir completamente saneadas. La puesta del Sol se adelantó media hora, ya que se hizo para los observadores en nuestra región a la altura de 1.500 metros, para después quedar tapado por el banco de nubes altas.

Los objetos han sido menores hoy a las alturas que me permiten captarlos. Hay imágenes en las que creo ver lo mismo que ayer, y eso no es suficiente a estas alturas.  Ahora bien, si contemplamos la imagen #020, un poco más arriba (haced clic para agrandar), resulta obvio que están trabajando las bolitas, y que no son sólo bolitas, sino mucho más. Es una captura extraordinaria, porque el objeto en cuestión, esa bolita con cámara o orificio, está en la imagen anterior, pero como un punto negro en la lejanía. Entre una y otra imagen hay tres segundos de espacio, por lo que el trasto ese se movía a unos 400 kilómetros por hora, paró en seco, le tomé la foto, y en la tercera ya no estaba. Además es gracioso el tema, porque estuve hablando con uno de los eficientes carteros de Medina, un fotógrafo muy bueno, y le enseñé los chemtrails sobre nuestras cabezas en ese instante, hablándole de que tenía que coger su equipo y salir a tomar imágenes, que el cielo estaba petado de objetos. Sé que mi amigo entrará aquí, y si lee esta parte se quedará blanco.

Tampoco hay presencia de metales en la puesta, aunque se aprecia un tono rosado que no suele producirse muchas veces. Quienes trabajan en química, sabrán enseguida a que se debe.

Aún así, en cuanto podamos echar mano de los informes sobre los vuelos estos, convendrá revisar el día de hoy en cuanto a la carga. Sólo para comprender. Pero eso es el futuro, que  los niños en nosotros están pintando.

***

El día tres de la invasión no se produjo. Se produjo el día del control completado sobre el espacio aéreo hasta una altura de aproximadamente 1900 metros. El control es estable. El día se describe aquí:

Vortex vs. Matrix – III – El Retorno de los Jardineros