TBW - The Blue Wars - Guerras Azules

TBW - The Blue Wars - Guerras Azules

Una reciente visita de exploración me llevó a conocer un blog y contenido que rezumaba con más actividad genuina de lo normal. Nadiemejorquenadie me alegró el día. Dejé un comentario, luego le di un vistazo o dos a más artículos, y estructura y percibí una armonía que me gustaba. Enlacé el lugar de forma fija en este blog, y hoy nos han visitado, dejando también un mensaje y reproduciendo en su portada el artículo dedicado a mi padre.

En los comentarios, el tema ha ido derivando hacía los chemtrails y después de dejar la contestación, me di cuenta de que NadieMejorQueNadie me estaba mostrando que ya era hora de rescatar a los hijos, de entre los escombros, la anulación de su personalidad y de su brillo, de su inocencia y de su fuerza. Que dos años eran más que suficientes. Ese es el mensaje fundamental de nmqn. Valorar lo que sabemos.

Han pasado como un relámpago, por eso ahora me parecen demasiados días desde la última vez que me metí en el jaleo de las Guerras Azules, o The Blue Wars, de dónde toma sus siglas de abreviatura, TBW.

Lo que hice entonces, a la hora de crear TBW, es a la luz de lo que sabemos ahora casi todos, una terrible locura. Es comparable a que hubiera metido mi cabeza en un horno núclear durante un mes, para lograr imágenes que demostrarán de alguna forma el terrible mensaje de la radioactividad. Convivir con un chemtrail vivo durante un mes, con todo tipo de escapes, accidentes y exposiciones, inhalando vapores, reacciones alérgicas y de envenenamiento, vómitos explosivos, mareos, inconsciencia, ahogamiento, pérdida de la noción del tiempo, cambios en la piel, en el ritmo cardiaco, pulso… para que seguir. He tardado dos años en superar la mayor parte de lo que me hice.

Mis amigos de hoy y de entonces me salvaron la vida. Me alimentaron, vinieron todos los días a ver si yo estaba vivo, si había comido, si de alguna forma había visos de que iba a salir de dónde me estaba metiendo.  Ellos saben que yo sé que sé que lo hicieron, aunque del 90 porcien de esas visitas no me acuerdo. Yo no estaba en quien les abrió la puerta o les saludó, o les habló.

Al mismo tiempo estaban pegados a las pantallas, refrescando la página de publicación de las entregas diarias, cada tres o cuatro horas, de imágenes nuevas, prolongaciones de una historia cada vez más amplia y alucinante.

No querían que yo muriese, pero tampoco querían que terminara esa historia, TBW, sin el final que le correspondía. Ganamos todos, pero nos fue a todos de un pelo.

Al finalizar la obra en inglés y español, y después de unos diez o quince días de ajustes, estaban llenando la red. Más de un millón de visitas se registraron para la versión inglesa, la versión española llegó a casi 300.000 lecturas completas, si mal no recuerdo. Luego los primeros superataques contra los servidores, descubren nuestras protecciones en la segunda oleada, y fin de la historia. No me quedaban energías para volver a levantar equipos y los esfuerzos de otros acabaron en sendos y molestos ataques, aunque en menor grado. Mis amigos pasaron olímpicamente a meter manos en el asunto, contentos con tenerme entre ellos. Pero sé que durante todos estos meses, estos dos años, han ido viendo a TBW en sus casas, una y otra vez. Lo sé, porque sí estoy ahora dentro de quien os escucha y habla, amig@s del alma.

Dos años son suficientes. TBW, Las Guerras Azules – The Blue Wars es un obrón, y está muy bien que lo diga el padre de la criatura, es decir yo.

Llegó dos años antes de tiempo. Eso es todo. O que yo soy de los que terminan el trabajito antes de que termine el plazo, porque considera que así el riesgo es menor.

Disfrutadla. Aquí os dejo dos enlaces a las versiones inglesa y española. A oscurecer la sala, sentarse cómodos, la música que más os guste para una aventura -de las épicas, pero que os permite explorar cada imagen hasta que encaja… y el resto ya me lo contaréis.

Leed el texto que antecede a las primeras imágenes de la obra. Y tomaros el tiempo necesario para ver las imágenes dentro de las imágenes. Es una película larga, de unas dos horas de duración si la comparamos con alguna clásica.

.

TBW – Las Guerras Azules – Versión española

.

TBW – The Blue Wars – Guerras Azules – English version – pdf

.

.

Si enlazaís alguna versión, os recomiendo enlazar esta página, ya que aclara mucho al espectador de lo que de otra forma le suele conducir a pasar por alto lo que puede ver.

Abrazos,

Miguel

El texto que estaba después de esta parte – El joven fotógrafo zen y La Fábrica de Silencios – ha sido obsequiado con una entrada propia en el blog. Aquí tenéis el enlace, por si acaso habéis venido hasta aquí para leer precisamente ese hermoso texto, y muy mal que lo diga el padre de la criatura, pero ustedes ya me comprenden, madres y padres:

https://sombrasbaul.wordpress.com/2011/04/01/el-joven-fotografo-zen-y-la-fabrica-de-silencios/

Otra abrazo para ustedes también.